Enseña a tu hijo a fijarse en sus errores: aprenderá más

Un estudio muestra que los niños que creen que la inteligencia es algo que puede crecer se fijan más en sus errores y aprenden más de ellos que los que piensan que es invariable.

Un estudio llevado a cabo en la Michigan State University ha concluido que los niños que consideran que la inteligencia es algo que puede crecer si se trabaja (es decir, que creen que pueden mejorar esforzándose), enmiendan mejor y aprenden más de sus errores que aquellos que piensan que la inteligencia es algo fijo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La investigación, publicada en Developmental Cognitive Neuroscience, se llevó a cabo evaluando a 123 niños de 7 años de edad. En primer lugar, se determinó si tenían una "mentalidad de crecimiento" (personas que creen que la inteligencia se puede mejorar trabajando) o fija (piensan que es algo predeterminado e invariable). Después, midieron la actividad cerebral de los peques mientras realizaban una prueba en el ordenador que consistía en un juego para capturar animales escapados de un zoo.

Está demostrado que cuando alguien comete un error, su actividad cerebral se incrementa para identificar qué ha ido mal; a mayor incremento, más atención se está prestando al error.

Cuando se analizó la reacción de los niños, se descubrió que aquellos con "mentalidad de crecimiento" mostraban un mayor incremento de esta respuesta cerebral cuando cometían un fallo, es decir, le prestaban más atención. Además, también mejoraban más en la realización de la prueba después de haber fallado.

Pero no solo eso: la investigación también demostró que los niños con "mentalidad fija" eran capaces de enmendar sus errores, pero solo si aprendían a prestarles atención.

En este sentido, los investigadores opinan que padres y profesores deben enseñar a los niños a identificar sus errores, en lugar de hacer que se avergüencen o los nieguen, para que de este modo aprendan de ellos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo