Las preocupaciones de las familias españolas

El papel de las escuelas y de los propios padres en la educación de los peques es fundamental, pero… ¿qué es lo que más preocupa en los hogares españoles? Aquí te lo contamos.

El uso de las tecnologías y de internet, el consumo de alcohol, el acoso escolar… Son muchos los temas que preocupan a las familias españolas y, sin duda, es necesario concienciar a la sociedad sobre el papel de las mismas en la educación de los pequeños.

Recientemente se ha presentado el ‘VI Barómetro de la familia TFW’, encargado por The Family Watch a la consultora GAD3 y patrocinado por la Fundación Madrid Vivo, para detallar todos los aspectos que preocupan en los hogares.

Para llevar a cabo el estudio se realizó una encuesta mediante preguntas telefónicas a 600 familias españolas. Los datos reflejan que la mayor preocupación de los padres, en concreto a un 90’3% de los encuestados, es el consumo de alcohol; y, en segundo lugar, se encuentra el uso de internet, reflejado en el 82,5% de los padres.

Otro aspecto a analizar, tanto social como institucionalmente, es el de la natalidad. Se necesitaría una política de apoyo a la maternidad ya que un 72’7% de los encuestados no quieren tener hijos o aumentar su familia, decisión apoyada mayormente por la falta de ayudas públicas y la difícil conciliación entre vida familiar y profesional.

El uso que dan los menores a las tecnologías y a las redes sociales es otra de las cosas que alarman a los padres. Internet es una puerta al acoso, a la falta de privacidad y a la “sexualización” de los menores si no se les educa correctamente sobre cómo utilizar responsablemente la red y los problemas que puede conllevar. A veces la excesiva permisividad por parte de los padres y la falta de conocimiento de los menores puede acarrear ciertas complicaciones en este ámbito. No es cuestión de controlar sino de prevenir.

Por último y como novedad y dato sorprendente, la encuesta revela que para más del 40% los tallajes de la ropa influyen negativamente en los jóvenes, considerándolos causantes de algunos de los casos de trastornos en la alimentación entre los menores.

La comunicación con nuestros pequeños así como la educación de la escuela son fundamentales para que crezcan dentro de unos valores y unas buenas pautas de conducta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo