Un gesto solidario

El pequeño de diez años decidió dejar crecer su melena para después cedérsela a niños con cáncer. Un acto que busca la felicidad de otros pequeños.

La historia de Thomas Moore, un niño de 10 años de Maryland (EE.UU) se ha hecho viral. El pequeño decidió donar su pelo a niños enfermemos de cáncer.

Thomas se quedó impactado cuando vio un vídeo sobre una niña de cinco años que padecía esta enfermedad y había perdido su pelo por los efectos de la quimioterapia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Kyssi Andrews fue quien inspiró a Thomas, aunque la pequeña ya no podrá utilizar su pelo porque falleció debido a su enfermedad. Aun así la madre de la niña se mostró emocionada en las redes sociales y expresaba su amor y agradecimiento hacia él.

El pequeño quiso ayudar cediendo su pelo para hacer sentir felices a niños como él que tenían cáncer, para ello se dejó el pelo largo para que después pudiesen hacer pelucas.

La tía del menor decidió publicar un tuit con la foto del antes y el después de su sobrino y así fue como su historia se ha hecho viral. Se ha compartido más de 61.000 veces.

Además, la madre de Thomas compartió orgullosa y contenta en Facebook el vídeo que la NBC Washington publicó como pieza informativa de este acto desinteresado que podéis ver aquí.

La única ilusión de Thomas era hacer felices a otros niños y lo ha conseguido. A veces somos los mayores los que tenemos que tomar ejemplo de los más pequeños.

Publicidad - Sigue leyendo debajo