Peleas entre hermanos, curiosidades que te vendrá bien saber

Si las sufrís como padres, os conviene leer lo que algunos estudios arrojan sobre las peleas entre vuestros hijos.

A los padres nos suele molestar y preocupar que nuestros hijos discutan y se peleen cada dos por tres cuando están jugando con sus amigos o entre los hermanos.

De hecho, los hermanos se pelean unas cinco veces al día de media, lo que representa un tercio del tiempo que pasan juntos.

Las razones por las que los hermanos se pelean son diversas, desde querer el mismo juguete a necesitar más atención.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Según muchos expertos, la mayoría de hermanos sienten cierto grado de celos y competitividad que fácilmente pueden acabar en una disputa.

Un estudio ha arrojado datos interesantes que ayudan a soportar mejor este elemento de la convivencia diaria.

Normales en niños de 3 a 5 años

El psicólogo H. C. Dawe analizó 200 peleas entre 40 niños, por parejas o en pequeños grupos, con edades comprendidas entre 2 y 6 años.

Las principales conclusiones a las que llegó fueron las siguientes:

  • Los niños son más agresivos que las niñas. Suelen jugar a peleas que en ocasiones acaban en serio.
  • Dos niños de 3 o 4 años que juegan juntos pueden regañar y pelearse cada 6 o 7 minutos durante 30 segundos; enseguida reanudan sus juegos.
  • Se pelean menos a medida que crecen. La etapa más difícil es entre los 3 y los 5 años, cuando se desarrollan en el aspecto social.
  • Las peleas crean poco o ningún resentimiento entre ellos. Al momento vuelven a jugar juntos.
  • Los padres no deben intervenir siempre, ya que puede convertirse en un medio de llamar su atención.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo