¿Es disléxico? Evita su fracaso escolar

Una psicóloga experta en Pedagogía y dislexia propone diez reglas de oro a los profesores para conseguir que los disléxicos se integren en el aula y aprendan a su modo.

Los niños y niñas disléxicos tienen una forma diferente de procesar la información. “Al leer un texto o una simple frase, en su mente las letras comienzan a moverse y cambian de posición”, explica Celia Rodríguez, psicóloga, pedagoga y asesora de la Fundación Cuadernos Rubio.

Esta experta propone 10 reglas básicas en el aula a los profesores de los niños (ellos son más) y niñas disléxicos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Diez reglas básicas en el aula

  1. Dedicar con ellos más tiempo y refuerzo a la lectura y escritura.
  2. Explicar al niño o a la niña en qué consiste su dificultad, evitando perjudicar su autoestima.
  3. Enseñar cada palabra explicando cómo se escribe y cómo suena.
  4. Animarle a que dedique tiempo a leer y entender el mensaje, empezando por frases, luego párrafos... Lo que importa es que comprenda lo que lea.
  5. Presentarle contenidos por otras vías: pelis, canciones, aprendizaje colaborativo, tecnología, experimentación...
  6. Respetar sus características y dejarle tiempo, puede tardar un poco más.
  7. Utilizar el refuerzo positivo celebrando sus logros y animándole siempre a continuar avanzando.
  8. Enseñarle a encontrar su error y a aprenderlo en vez de reñirle por equivocarse en lo mismo o por no fijarse.
  9. Evitar presiones y enfados, que sólo contribuyen a generar tensión en el aprendizaje y a obstaculizar su avance.
  10. Evitar juzgarle, criticarle o compararle con otros. Cada uno tiene su forma de aprender, ninguna es mejor ni peor, sólo son distintas.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo