Nuevos datos sobre el acoso escolar

Un informe revela que el acoso escolar o "bullying" en las aulas va en aumento, agravado por las nuevas tecnologías y las redes sociales. Todos tenemos que tomar conciencia de este problema para prevenirlo o atajarlo cuanto antes.

El “bullying” en las aulas de nuestro país cada vez es más frecuente. Las denuncias y peticiones de auxilio por acoso escolar se han incrementado en un 75% en el último año, y se han cuadriplicado desde 2009, según un primer estudio sobre esta problemática cuestión realizado por la Fundación ANAR y la Fundación Mutua Madrileña.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Para extraer estas preocupantes conclusiones se analizaron las bases de datos de llamadas al teléfono ANAR de Ayuda a Niños y Adolescentes y al Teléfono ANAR del Adulto y la Familia, que atendieron en 2015 unas 25.000 llamadas de niños y de padres relacionadas con el acoso escolar.

El mayor problema del "bullying" es la violencia psicológica, y las nuevas tecnologías se han convertido en un nuevo agravante. Los grupos de WhatsApp creados para insultar y las redes sociales han incrementado este acoso, puesto que suponen instrumentos con los que se puede fomentar con facilidad la marginación.

Es importante y necesario concienciar a toda la sociedad acerca de este problema. Y además, a los niños, antes de que sean víctimas o acosadores; la fundación ANAR ha realizado campañas de prevención en centros escolares y en redes sociales.

El acoso en las aulas lo sufren por igual niños y niñas y la edad más habitual es entre los 12 y los 13 años. No existe un perfil determinado, aunque las víctimas más habituales son los peques con discapacidades, defectos físicos y aquellos que son poco abiertos o que no tienen los mismos gustos que la mayoría.

Muchos pequeños no se lo cuentan a sus padres por miedo a una sobre-reacción, tanto en casa como después en el colegio. Hay que abordar el conflicto, estos niños maltratados precisan de un apoyo psicológico; cambiarlos de centro educativo, sin más, puede hacer que se repita de nuevo el acoso, según las conclusiones del estudio.

Publicidad - Sigue leyendo debajo