Grandes elogios, malos efectos

No elogies a tu hijo constantemente diciéndole lo guapo o lo hábil que es o lo bien que lo hace todo. Los elogios excesivos llegan a tener efectos contraproducentes.

Puede que tú también te lo hayas preguntado: ¿cómo se puede aumentar la autoestima de un niño inseguro? Elogiándolo mucho, piensan los padres.

La investigación de Eddie Brummelman, psicólogo de la Universidad de Amsterdam, Holanda, descubrió que no es cierto.

El niño inseguro de sí mismo no desarrolla una buena autoestima gracias a los elogios continuos. Al contrario, le causan estrés porque teme no poder responder a las expectativas de sus padres.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Lo que sí pueden hacer éstos es “darle amor incondicional y escucharle activamente para que se sienta querido por ser como es. Eso sí aumenta su autoestima”, afirma el psicólogo.

Otro peligro: el narcisismo

Según Brad Bushman, investigador en Psicología infantil de la Universidad de Ohio, EEUU, que colaboró en este estudio, al sobrevalorar al niño y decirle que es un niño especial o que es el mejor también se corre otro riesgo: el de hacerle narcisista.

“Las personas con autoestima se sienten contentas consigo mismas pero no piensan que son mejores que los demás, como les pasa a los narcisistas”, explica Bushman.

Este tipo de personalidad conduce a la infelicidad del individuo y de quienes le rodean. Por eso, sugiere el psicólogo, “en vez de decirles lo hábiles que son o lo bien que lo hacen todo, es mejor que les digamos lo mucho que los queremos”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo