¿Qué puedes exigirle a su edad?

Es importante que tu hijo se acostumbre a ayudar en casa y a realizar tareas sencillas. Pero no le pidas más de lo que está preparado para cumplir.

El orden y la obediencia del niño se pueden entrenar, y es importante que lo hagas desde que tu hijo es pequeño porque sentirse responsable de algo aumenta su autoestima y la seguridad en sí mismo.

Pero, eso sí, antes de pedirle cualquier cosa has de ser consciente de la edad de tu hijo. De esta forma podrás exigirle tareas que puede cumplir y no se frustrará.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Desde los 2-3 años

El niño puede ayudarte a recoger sus juguetes, sus zapatillas y a realizar tareas sencillas. Pero las rabietas, las negativas y la cabezonería serán frecuentes. Mucha paciencia.

Desde los 3-4 años

Sabe vestirse y colocar su ropa, sus juguetes y las cosas de su cuarto él solo, puede ayudarte en tareas fáciles del hogar.

También sabe ya compartir y es más capaz de esperar su turno. Observa lo que haces y lo imita. Ya obedece, pero tus órdenes han de ser cortas, claras, firmes y consecuentes (si hoy es “No”, mañana también “No”).

Publicidad - Sigue leyendo debajo