¡Qué bien maneja sus manos!

Tu hijo no deja de sorprenderte con los progresos que hace cada día. Ahora se concentra en algo fundamental: dominar cada vez mejor su motricidad fina.

A los dos años, el desarrollo de la habilidad manual de tu hijo está en su apogeo. Ya coordina bien la vista y las manos para dirigir sus movimientos a voluntad y maneja con creciente destreza sus deditos para realizar tareas que nos pueden parecer simples, pero que en realidad entrañan una gran dificultad y requieren cierto grado de maduración neuromuscular, como pasar las hojas de un libro, pintar garabatos en un papel (¡o en la pared!) o llevarse la cuchara a la boca sin derramar su contenido. Tú puedes favorecer este aprendizaje si le proporcionas juegos y juguetes que lo estimulen. Porque, como es lógico, todo lo aprenderá jugando.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Juegos de manipular

Con estas actividades (hazlas con él) se lo pasará muy bien, perfeccionará su motricidad fina y estimularás su desarrollo cerebral:
• Modelar con plastilina, barro o con miga de pan.
• Rasgar y arrugar papeles y recortar con las manos.
• Pintar con los dedos y ceras.
• Enroscar y desenroscar tapas de botes y tuercas con tornillo (pero ojo a lo que pueda tragarse).
• Trasvasar objetos pequeños (granos de arroz, lentejas) de uno a otro recipiente.
• Dar palmas y mover las manos al ritmo de rimas y canciones.
• Abrochar y desabrochar botones y cremalleras.
• Enhebrar macarrones en un cordel para hacerte un collar.
• Colaborar en casa le hace más “manitas”, así que déjale que te pase las pinzas cuando tiendas la colada, que riegue alguna planta, que ayude a poner la mesa

Múltiples beneficios

La psicomotricidad fina fomenta la creatividad del niño, estimula su expresión verbal y la no verbal, incrementa su capacidad de atención y de concentración, fortalece su autoestima y desarrolla su autonomía, ampliando sus posibilidades de descubrir su entorno. Por eso conviene que aumentes poco a poco la dificultad y vaya disminuyendo tu ayuda, para que perfeccione estas capacidades recién adquiridas.

Estos juguetes le harán más hábil

Le gustarán porque con ellos practica la habilidad que está aprendiendo.
• Encajables, puzles simples, mesa de actividades, construcciones…
• Figuras pequeñas con escenarios.
• Muñecos para vestir y desvestir, cocinita con tazas, kit de limpieza...
• Libros para pasar las hojas, señalar las figuras, siluetearlas con el dedo...
• Anillas de lanzar y ensartar, canasta a su altura para encestar pelotitas.
• Instrumentos musicales: tambor, xilofón, piano...
• Juguetes mecánicos o electrónicos que se accionen con botones o dedos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¡Qué interesante!

Según los científicos, es el desarrollo de la habilidad manual, y en concreto la capacidad para hacer la pinza con el índice y el pulgar, lo que ha propiciado la evolución de la inteligencia humana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo