Pros y contras de que tu hijo vea la televisión

La influencia positiva o negativa de la televisión en tu hijo depende del uso que le deis en casa. Selecciona lo que ve, controla el tiempo, procura verla con él... Así potencias lo bueno y minimizas lo malo.

Dicen los expertos que los hábitos televisivos se instauran durante los cinco primeros años de vida. Y es que en esta etapa es cuando los niños asimilan los valores y modelos de conducta que ven en casa y cuando aprenden más, y más deprisa. Esto aumenta el interés por hacer un buen uso de la televisión. Para empezar, un dato: según el último informe de Barlovento Comunicación, los peques de esta edad pasan más de dos horas cada día frente al televisor. Es preocupante, ya que al ser una actividad pasiva, propicia el aislamiento, favorece la obesidad, limita el desarrollo de la imaginación, retrasa las habilidades interactivas, altera el sueño…

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Así utilizará bien tu hijo la televisión

Por el contrario, bien utilizada, la tele puede reforzar hábitos y potenciar valores, fomentar las capacidades de observación y de atención de tu hijo y estimular su memoria. Con estas pautas su relación con la tele será positiva:

No la pongas por rutina, enséñale que sólo se enciende para ver un programa determinado.
• Estudia la oferta infantil y elige contenidos adecuados a su capacidad de atención y entendimiento, que le gusten y le enseñen. Graba o programa los que os interesen.
• No más de media hora seguida; pasado este tiempo no mantiene la atención, se queda ensimismado en la sucesión de imágenes y se convierte en un receptor pasivo.
• El tiempo ante el televisor nunca debe ser mayor que el que dedica a actividades de juego y de movimiento. Ofrécele alternativas más creativas: leer un cuento, pasear, jugar con sus juguetes…
Siéntate a verla con él, así creas complicidad y puedes explicarle lo que no entienda (lo que le ayuda a sacar provecho del programa) y minimizas el riesgo de que reciba imágenes o ideas inapropiadas.
• Cuida las condiciones: distancia a la pantalla superior a metro y medio, la luz del cuarto encendida para que no le dañe la vista y el volumen bajo (si es muy alto provoca irritabilidad y nerviosismo).
• No le distraigas con la tele mientras come. Impide que se centre en la comida y no aprende buenos hábitos. Mejor comparte ese rato charlando con él: aumenta su autoestima y le encanta.
• No la enciendas poco antes de acostarle. Las luces brillantes y la sucesión de imágenes pueden desvelarle y perturbar su sueño.

Dibujos animados: elige los adecuados

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Los niños se sienten especialmente atraídos por las series de dibujos animados, pero no todas son adecuadas para ellos. Comprueba:
• Que los protagonistas sean dignos de imitar, con buenos valores.
• Que le muestren una visión positiva del mundo; así tu hijo se sentirá más seguro, alegre y optimista.
• Que le inciten a pensar (lo notarás porque te hará preguntas).
• Que le animen a participar: cantará con los personajes, aplaudirá, reirá, se emocionará o se asombrará.

Publicidad - Sigue leyendo debajo