Ayuda a tu hijo a superar el miedo a los perros

Si tu niño se pone nervioso cada vez que os cruzáis con uno por la calle, es necesario que le transmitas calma y que le ayudes a vencer su temor a estos animales. Te damos claves eficaces para conseguirlo.

Algunos niños tienen miedo a los perros pese a no haber sufrido malas experiencias con ellos.

Normalmente esta aprensión suele aparecer entre los 2 y los 3 años, etapa en la que empiezan a entender que hay animales que pueden hacerles daño aunque no sepan diferenciar cuáles.

Por eso este miedo puede definirse como evolutivo, ya que es común, pasajero y suele desaparecer solo, en torno a los 5 o 6 años aproximadamente.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cuál es la causa?

Es difícil encontrar el origen de este miedo.

Puede deberse a algún susto, a una escena que ha visto en la tele en la que un perro atacaba a alguien o ser algo inculcado por los padres.

En todo caso, a esta edad la forma básica de aprendizaje sigue siendo la imitación, así que cuanta más naturalidad muestres ante estos animales, mejor evitarás que automatice reacciones como cruzar de acera.

Cómo actuar

Si tu hijo muestra temor a los perros, sigue estas pautas:

- Nunca le ridiculices, le ignores o te rías de él. Tampoco le regañes ya que se sentirá incomprendido.

- No evites al perro pero tampoco le obligues a acercarse a él. Puedes intentar aproximaciones sucesivas para evitar tener que cruzar de acera, siempre de forma progresiva, segura y sin presión.

- Enséñale películas protagonizadas por perros amigables, como “Los 101 dálmatas”, “La Dama y el Vagabundo” o “Beethoven”. También puedes recurrir a documentales o leerle cuentos como “Un problema con patas,” de M. Terzi, Edit. Edelvives, 8,50 €.

- Incúlcale el respeto a los animales y evita expresiones como “no te acerques, que te muerde”.

Poco a poco

Por último, para que tu niño supere su temor, intenta lograr que acaricie a un perro y compruebe que no le pasa nada. Enséñale cómo acercarse a él:

- Elige un perro pacífico y habla con el dueño antes de nada.

- Evita que el niño se acerque directamente o el perro se asustará. Muéstrale cómo le acaricias tú y explícale que puede tocarle el lomo, rascarle el cuello... pero nunca tirarle del rabo (le haría daño y el perro le mordería).

- Si se asusta o no quiere tocarlo, no le fuerces. Ya habrá otro momento para intentarlo de nuevo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¡Qué interesante!

Si el miedo de tu hijo hacia los perros se está convirtiendo en una fobia tan intensa que le afecta en su día a día (llora y grita si ve de lejos a alguno, no quiere que paséis por ningún parque...), si le produce un problema de ansiedad y si es difícil de controlar, plantéate que es el momento de acudir a un psicólogo.

Este profesional será quien te indique cómo puedes ayudar al niño a superar su temor.

Niños y animales de compañía

Algunos libros que pueden ayudarte a mejorar la relación de tu hijo con los perros son los siguientes:

- “Los niños necesitan animales de compañía”, de D. Krowatschek, Edit. Plataforma, 16 €. Enseña los valores que se encuentran en los animales y cómo el pequeño puede aprender de ellos.

- “Niños y animales de compañía: sí, pero”, de Carnosa y Minguell., Edit. Debate, 13,99 €. Expone los riesgos y beneficios de la convivencia con estos animales y explica los parámetros de conducta que se deben establecer entre niños, adultos y los distintos animales.

Publicidad - Sigue leyendo debajo