Es un buen día para ir al campo de excursión

Tu hijo ya tiene 4 años, la edad perfecta para planificar una salida al campo con él y disfrutar de la Naturaleza. Prepara una mochila bien equipada, ponle botas tobilleras y calcetines altos, para evitar que se lastime con las ramas y piedras, y preparaos para una jornada inolvidable conociendo plantas, pájaros, insectos....

Pasar un día en el campo, además de ayudar a reducir el estrés, puede ser una buena excusa para enseñar a tu hijo a conocer, a disfrutar y a cuidar de la naturaleza. Ésta es la mejor edad para estimular la conciencia ecológica, aprender a ser responsables con el medio ambiente y despertar en él el amor y el respeto por la fauna y la flora. Eso sí, por si se cansa antes de tiempo, escoge un lugar cercano al domicilio que os permita volver pronto.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

EN VUESTRA MOCHILA

No os debe faltar una manta para el suelo, un repelente de insectos, crema solar protectora, gorro, un conjunto de ropa y calzado de recambio, una cantimplora con agua, un minibotiquín y toallitas húmedas.
Llevaos bocadillos o sándwiches de algo que resista el calor y, en una neverita, fruta fresca, zumos, mini brik de leche, etc.
No olvidéis incluir una bolsa de basura para recoger todo después, el ejemplo es la mejor enseñanza. Que no os falten utensilios de explorador como prismáticos, una lupa, cajitas de cartón, cuaderno y lápiz...
En las zonas de sombra suele hacer frío, incluye en la mochila una sudadera de manga larga para él.
Los ojos de los niños son muy sensibles a la radiación solar; al aire libre, siempre con gafas de sol de calidad (olvídate de los mercadillos y puestos callejeros, sus gafas cómpralas en una óptica).

CONOCIMIENTO DEL MEDIO

Una vez que lleguéis a estar en contacto con la naturaleza, enséñale a no romper los arbustos, mirad dónde hacen sus nidos los pájaros, buscad hormigueros y observad cómo trabajan las hormigas todas juntas... Podéis coger insectos, con cuidado, y observarlos con la lupa. Soltadlos después y, al hacerlo, cuéntale su importancia en el ciclo de la vida.
Podéis grabar con el móvil sonidos de pájaros, grillos, el viento..., y después escucharlos en casa y adivinar dónde se tomaron.
Hazle partícipe de los olores (jara, flores, tomillo, romero...). Seguro que pasa un día inolvidable.

CUADERNO DE CAMPO

No olvides meter en la mochila un cuaderno (de papel reciclado, mejor) y lápiz. Ve con tu hijo a coger flores, comprueba antes que no hay ningún insecto trabajando en ellas, colócalas entre las páginas del cuaderno y anota el lugar y la fecha. Haz lo mismo con hojas que veáis interesantes y haced un dibujo del árbol del que proceden. En casa podéis completar el nombre y pintar el árbol. Deja que sea él quien lleve el cuaderno. Asumir esa responsabilidad le hará ser más cuidadoso y le subirá la autoestima.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

QUÉ PRÁCTICO

Puedes encontrar numerosos artículos para disfrutar del campo en la colección Pequeños Exploradores, de Imaginarium. Desde una linterna con forma de abeja a unos prismáticos, un aspirador de insectos, botes de observación, lupas, cazamariposas, un invernadero, prensa para flores, walkie-talkies para estar conectados, etc. Mira estas y otras ideas en www.imaginarium. es

Publicidad - Sigue leyendo debajo