El peligro del exceso de estímulos para el niño

Tener demasiado ruido, gente, luces... puede estresarnos a los padres y también a los hijos.

La sociedad actual acelera nuestro ritmo de vida y esto afecta a los niños. Además, hace que percibamos peor las señales de nuestros hijos, que les respondamos menos y que estemos más ausentes.

Y, por otra parte, el exceso de ruidos (voces, televisión...) también causa estrés a los bebés, según un estudio realizado hace algún tiempo por la Universidad de Nijmegen, en Países Bajos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Algunos consejos

  • Intenta crear un entorno relajado y sin exceso de estímulos para tu bebé y trata de lograr un ritmo de vida que se acople a sus necesidades.
    • Reduce tu propio estrés: aprende a no pensar en el trabajo al llegar a casa, no estés conectada todo el tiempo a Facebook, Twitter o Whatsapp, trata de tener algún rato para ti a lo largo de la semana...
      • Dedica un tiempo al día a estar con tu hijo (bañarle, leerle un cuento), sin hacer nada más. Realizar muchas tareas a la vez nos estresa, mientras que centrarnos en una nos relaja.
        Publicidad - Sigue leyendo debajo