Por qué prefiere a papá

Los niños pequeños pasan por etapas, pasajeras, en las que prefieren a la mamá y rechazan al papá. Y por otras en las que el papá es el preferido. Analizamos brevemente este último caso. Y anticipamos: no es preocupante, aunque para la mamá puede ser un poco molesto.

En muchos hogares, la madre es la que pasa más tiempo con el niño: ella le lleva al médico, le ayuda a hacer los deberes, le pone los límites...

El padre suele llegar a casa más tarde, está menos con el pequeño (por lo que éste le recibe con gran alegría) y lo encuentra bañado, cenado y sin deberes, preparado para disfrutar un ratito antes de acostarse. Por ello, muchas veces el padre se convierte en el progenitor preferido del niño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

También te quiere a ti

Si tú eres “la sargento” para tu hijo, consuélate pensando dos cosas: que te quiere mucho (pero que al ser tú quién le pone las normas se ve obligado a protestar de alguna manera y lo hace siendo menos cariñoso contigo) y que estas preferencias van por temporadas, casi nunca son permanentes.

Comparte sus juegos

Además, es importante que hables con tu pareja para que haga de puente de unión entre tu hijo y tú y que te involucres en sus momentos de ocio.

Si falta poco para que el pequeño se vaya a la cama, no le dejes a cargo del padre y te metas en la cocina.

Comparte un rato de juego tranquilo con ellos. Así le harás ver que también sabes disfrutar, no sólo mandar, y conseguirás que te regale más muestras de cariño.

Publicidad - Sigue leyendo debajo