Ayudar a los niños con TDAH

Cada vez conocemos más datos sobre el trastorno del déficit de atención con o sin hiperactividad (TDAH).

En ocasiones resulta imprescindible medicar a los niños, pero no hay que hacerlo como norma. En cualquier caso, numerosas observaciones realizadas en el ambiente familiar de estos pequeños concluyen que los padres pueden ayudarlos mucho. ¿Cómo?

✿ Abordando el problema de una forma positiva. El simple hecho de pensar que su hijo puede ponerse mejor hace que el trastorno resulte mucho más llevadero. Para demostrarlo, un equipo de investigadores administró un medicamento placebo a un grupo de niños hiperactivos y los pequeños mejoraron enseguida, no sólo porque ellos mismos confiaban en que iba a ser así, sino porque vieron que sus padres también lo esperaban.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

✿ Diciéndoles lo que sí pueden hacer. Hay días en los que estos niños sólo oyen “¡no hagas eso!”.

✿ Dividiendo sus tareas en bloques. Estos pequeños apenas tienen noción del tiempo y se distraen enseguida. Para que todo vaya mejor, los padres deben hacerles un mural con dibujos ordenados secuencialmente sobre las tareas que tienen que realizar.

¡Elogios, por favor!

Otro aspecto que deben cuidar es el de los elogios. El niño con TDAH los necesita más porque a estos pequeños el efecto gratificante de las alabanzas les dura menos en el cerebro. Y otra cosa: las recompensas futuras no funcionan (“este fin de semana podrás...”); tienen que ser siempre inmediatas.
También es muy importante que los premios consistan en actividades físicas, como ir al parque o a pasear, porque necesitan moverse mucho.
Y deben dormir sus horas. El descanso disminuye sus conductas hiperactivas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo