Tratamiento

Lo mejor es un diagnóstico a tiempo por parte de un especialista. Él deterrminará si el niño necesita un tratamiento psicoterapéutico o famacológico.

En casa también puedes ayudarle creando ciertas pautas:

  • Definir un lugar para cada actividad.
  • Evitar sitios donde haya mucho ruido y tránsito.
  • Fijar reglas, consecuencias y premios.
  • Ayudar al niño a entender los pasos a seguir para realizar una tarea.
  • Motivarlos para que realicen tareas al aire libre, evitando tenerlos encerrados entre cuatro paredes.
  • Orientarlos para que realicen tareas en las que realmente se sientan a gusto y sean hábiles, tratando de potenciarlos hacia ellas.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Publicidad - Sigue leyendo debajo