Una vez que haya empezado la guardería

Las despedidas y recogidas en la guardería son momentos “críticos”, sobre todo en las primeras semanas. Saber cómo manejar la situación es esencial. Aquí tienes algunas claves:

¿Cómo me despido de él al dejarle?

Con brevedad: un beso, unas palabras cariñosas y el adiós, que debe ser alegre. Esto último puede ser difícil, porque tal vez el pequeño empiece a llorar, pero no muestres pena. Si es un bebé, dale un beso a su cuidadora, para que vea que confías en ella. Y si es más mayor, dile algo como “¡qué suerte, yo quiero ir!”.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Le digo a qué hora voy a ir a buscarle?

Decirle una hora no serviría, pero sí explicarle cuándo volverás, con una referencia concreta. En vez de “después vendré a buscarte”, dile “mamá te recogerá cuando te levantes de la siesta” o “cuando meriendes”.

¿Y si no puedo ir yo a recogerle?

No te preocupes. Lo más importante es establecer una rutina, de forma que le vaya a dejar o a buscar siempre la misma persona. Él asimilará que es con esa persona con la que debe irse y lo aceptará sin ningún problema. Eso sí, que no se retrase.

¿Qué hago si al salir le veo triste?

No hagas nada especial, nada de regalos o premios. Si ve que llorando consigue una merienda especial, explotará esa vía y la repetirá sin dudarlo. “La rutina es lo recomendable: recogerle, ir al parque, luego a casa a bañarse y cenar, por ejemplo. Eso le da seguridad”, dice la psicóloga.

¿Y si al recogerle quiere quedarse?

¡Genial! Eso significa que tu hijo se está adaptando muy bien y que seguramente en ese momento disfrutaba de un juego en compañía de sus nuevos amigos y su profesora. Explícale que debéis iros porque la guardería cierra.

¿Es posible que sufra alguna regresión?

Las regresiones (volver a pedir el chupete, por ejemplo) son para llamar la atención. También puede que vomite en los primeros días, por los nervios, o que diga que le duele la tripa. No te agobies, en la mayoría de los casos estos comportamientos son pasajeros.

¿Deberé sacarle si se pone malo a menudo?

Deberás valorarlo con su pediatra. En algunas épocas la guardería puede ser un nido de virus. Algunos pediatras recomiendan empezar la escolarización a los 2 años, sobre todo en niños con mucha tendencia a contagiarse.

Publicidad - Sigue leyendo debajo