Preguntas antes de comenzar la guardería

Tu hijo aún no come solo, duerme mucho o no puede despegarse de su peluche pero es hora de que vaya a la guardería. ¿Puedes respetar esas situaciones?, ¿debes corregirlas?. Puedes llevarlo a la guardería y para enfrentarte a esos pequeños retos, te proponemos algunos trucos que te ayudarán a que dejarle en la escuela infantil sea mucho más fácil.

¿Podré seguir dándole el pecho?

Es una pregunta que deberás plantear al buscar el centro. Hay guarderías que lo permiten a ciertas horas y que incluso tienen una sala para ello.

¿Y llevarle dormido?

Salvo que hablemos de un bebé de pocos meses, no es una buena idea. Tu hijo debe desayunar bien e ir descansado para afrontar el esfuerzo de un día lleno de emociones y retos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Puede llevar su peluche?

Sí, sobre todo los primeros días, y más si le tiene mucho apego. Llevar algún objeto de casa le dará seguridad.

Tiene 2 años y continúa usando el pañal. ¿Qué debo hacer?

No forzar nada. No hay ningún problema en que en una misma clase algunos niños usen pañal y otros no.

¿Será un problema que mi hijo siga comiendo alimentos triturados?

Por supuesto que no. Le cocinarán todo triturado y poco a poco le irán introduciendo trocitos hasta que llegue a tomar comida sólida.

¿Come mal. ¿Le llevo a casa a comer?

Déjale a comer, será positivo. Los niños que comen mal en casa suelen comer de fábula en la guardería.

¿Que aún utilice chupete puede ser un problema en la guardería?

No, en absoluto. Se lo puedes dejar. Seguramente sus profesoras le enseñarán a no usarlo (allí no y en casa sí) y él lo aceptará con naturalidad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo