Le encanta desnudarse

En cuanto puede, tu pequeño se quita algo de ropa. ¿Es que no está a gusto con ella? ¿Qué puedes hacer para que abandone esta manía?

Desde que era un bebé, tu hijo ha demostrado su predilección por estar desnudo. ¿Recuerdas su cara de satisfacción cuando le desvestías para bañarlo?

Ahora su gusto por la desnudez sigue siendo el mismo, pero su destreza para desvestirse es mayor.

Puede que las primeras veces te hiciera gracia verle sin pantalón por el parque, pero si este comportamiento se convierte en un hábito, debes intervenir.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Motivos y soluciones

Veamos cuáles son los motivos que llevan a tu hijo a desnudarse y qué puedes hacer al respecto.

  • Desnudo se siente más cómodo. A veces la ropa no le permite jugar como él quiere y por eso intenta quitársela. Para que pueda jugar a sus anchas, pero vestido, ponle prendas muy confortables.
  • Le gusta entrenar sus nuevas habilidades. Sacar una manga, despegar el adhesivo del pañal, bajarse el pantalón... Son pruebas evidentes de que su motricidad fina ha evolucionado mucho. Celebra que sea tan habilidoso, pero explícale que estas tareas sólo debe realizarlas en momentos puntuales del día.
  • Quiere oponerse a ti. Pasado el primer año los niños empiezan a comprender las reglas y cuando les falta poco para cumplir el segundo, desafiarlas es su manera equivocada de intentar reafirmar su personalidad. No le hagas caso cuando se quite alguna prenda, vuelve a ponérsela y distráele con algo que le guste mucho. Cuanta menos importancia des a su “desafío”, menos lo repetirá.

    Alguna concesión

    Es evidente que tu hijo no puede desnudarse cada vez que le apetezca, pero si disfruta tanto cuando está sin ropa, déjale que permanezca así durante un ratito mientras tú eliges lo que le vas a poner o antes de meterle en la bañera. Que le des este gusto de cuando en cuando le ayudará a tolerar mejor el hecho de tener que ir vestido por la calle.

    Andar descalzo es muy saludable para sus pies

    Los niños de esta edad que no se quitan los zapatos son casos excepcionales. Como el resto, tu hijo lo hace porque descalzo se siente más libre, pero lo curioso es que andar así favorece la formación de su arco plantar (¿te has fijado en que todos los niños pequeños tienen los pies planos?) y mejora la capacidad de agarre de sus pies al suelo, lo que se traduce en un mejor equilibrio y un menor número de tropezones y caídas. Por todo ello, debes dejar que tu pequeño ande descalzo en casa (con calcetines antideslizantes para que no se resbale), en la playa y sobre césped en el que esté permitido pisar.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    ¡Qué interesante!

    • Hay niños hipersensibles que a duras penas soportan tener que ir vestidos porque la ropa les pica, les molesta... Si es el caso de tu hijo, además de comprarle prendas de tejidos suaves, como el algodón, asegúrate de que no hay etiquetas, frunces ni botones que puedan hacerle daño.
      • Jamás le llames guarro por desnudarse. Si lo haces, puede interpretar que la desnudez es mala.
        Publicidad - Sigue leyendo debajo