¿Tu hijo no se separa ni un minuto de ti?

Algunos niños se pasan el día "pegados" a su madre. ¿Por qué se comportan así? ¿Cómo conviene reaccionar ante su actitud?

Si tu pequeño actúa así, el origen de su comportamiento puede estar en una falta de madurez y de seguridad. Para superarlo necesita sentir que, efectivamente, tú le acompañas, le comprendes, le aceptas...

Pero aparte de demostrarle que estás ahí, conviene que tomes varias medidas para que poco a poco vaya tolerando vuestras separaciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Cariño y comprensión

Te aconsejamos que sigas alguno de estos consejos:

  • No le rechaces cuando se acerque, anímale a separarse de ti con suavidad y con un poco de “mano izquierda”.
  • Si es bebé, juega con él al cucú-tras. Este juego le ayudará a entender antes que, aunque desaparezcas de su vista, continúas existiendo.
  • Jamás te marches a hurtadillas, sin despedirte de él. Mejor que llore un rato a que te vayas sin decirle adiós y luego descubra que te has marchado (esto le genera mucha inseguridad).
  • Tenga la edad que tenga tu hijo, no coartes sus intentos de alejarse de ti (vigílale sin que él se dé cuenta); al contrario, felicítale por su iniciativa.
  • Procura que siga una rutina diaria, que le permita anticiparse a todos esos momentos en los que tendrá que decirte adiós (cuando te marchas al trabajo, cuando le acuestas...).
    Publicidad - Sigue leyendo debajo