Niño de 4 años: la importancia de que tenga un hobby

Quiere ir a baloncesto o a cualquier otra extraescolar. Lo esencial en niños tan pequeños es que sea cual sea la actividad elegida, se entienda siempre como algo lúdico; después de tantas horas metidos en clase, necesitan desfogarse.

En el primer trimestre del curso escolar los padres nos planteamos la posibilidad de inscribir a los niños en alguna actividad extraescolar. Para acertar debemos tener claras varias premisas:

  • La primera, que el hobby tiene que resultar divertido y gratificante para el niño, jamás un agobio.
    • La segunda, que el pequeño necesita jugar a su aire un ratito diario, por lo que la extraescolar no debe robarle mucho tiempo libre.
      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      • Y la tercera, que para que no se aburra debe cuadrar con su nivel de madurez, su carácter y sus gustos.

        ¿Le gusta el deporte?

        Ten todo esto presente y no sobrecargues el horario habitual de tu hijo: dos actividades extraescolares a la semana son más que suficientes.Las más exitosas entre los pequeños son las deportivas y las artísticas.

        El deporte es el antídoto ideal contra la vida sedentaria, reduce el riesgo de obesidad, mejora la flexibilidad de las articulaciones, amplía la capacidad pulmonar, perfecciona la coordinación y el control corporal... Además, los deportes son participativos, por lo que “obligan” a los niños a asimilar unas determinadas reglas, les enseñan a ganar y a perder honestamente y fomentan la amistad, la colaboración y el compañerismo.

        Aunque resultan estupendos para todos los pequeños, están especialmente recomendados para los brutotes y los muy inquietos. Así desgastan energía, descargan tensiones y canalizan su fuerza y su agresividad de forma positiva.

        ¿O prefiere ser artista?

        Si tu hijo tiene espíritu artístico le gustará ir a música, baile, pintura o teatro. En todas estas clases siguen métodos específicos para niños, por lo que progresará enseguida. Con estas artes desarrollará la expresión corporal y la creatividad y se volverá más comunicativo, pues todas ayudan a exteriorizar los sentimientos.

        No hay duda de que las actividades extraescolares, tanto deportivas como artísticas, también enseñan a los niños a ser ordenados y disciplinados. Sin embargo, pese a sus múltiples beneficios, las clases no suelen durar más de 45 minutos y muchas sólo se imparten una vez a la semana. Y es que lo bueno, si es breve...

        Publicidad - Sigue leyendo debajo

        ¡Qué interesante!

        • Los niños que hacen deporte después del colegio suelen sacar mejores calificaciones que los que llevan una vida sedentaria.
          • También tienen menos probabilidades de convertirse en adultos fumadores.
            • Aficionarse a un hobby sano es el secreto para mantenerse siempre activos, entretenidos y mucho más fuertes y protegidos frente a una posible depresión.

              ¿Y si al poco tiempo te pide que le borres?

              Antes de quitarle sigue las siguientes pautas. Con tu apoyo, tal vez cambie de idea:

              • Intenta encontrar la causa: ¿se aburre?, ¿se cansa?, ¿se ha peleado con otro niño?
                • Habla con el profesor para intentar solucionarla y para que motive a tu hijo.
                  • Tómate en serio su actividad y no te la saltes por capricho. Así enseñas a tu pequeño a adquirir un compromiso de asistencia y a respetarlo.
                    • Procura que la actividad le coincida con el día menos duro de clases obligatorias.
                      • Si lo intenta un par de veces y sigue empeñado en abandonar, accede a su deseo.
                        Publicidad - Sigue leyendo debajo