A tu hijo le costará menos ir al colegio si...

Hay niños a los que apenas les cuesta habituarse a la rutina escolar y otros que lo pasan peor y tardan algo más en lograrlo. En esta mayor o menor facilidad de adaptación influyen una serie de aspectos o circunstancias.

Es sociable

Algunos niños afrontan las novedades y hacen amigos con facilidad, otros se toman los cambios con más recelo. Por otro lado, un niño que esté sobreprotegido dispondrá de menos recursos para adaptarse a las novedades.

Es decir, tanto elcarácter como la educación del pequeño tienen influencia en este proceso.

Es de los mayores

Haber nacido a principios de año es muy distinto que ser de los pequeños de la clase, porque a esta edad tantos meses de diferencia todavía se notan mucho. Por eso los mayores lo suelen tener un poco más fácil.

Tiene hermanos

Es uno de los factores más importantes que determinan la facilidad de adaptación, tanto por vuestra experiencia como por la del niño. Y es que si tiene un hermano en el centro seguramente habrá ido a recogerle en más de una ocasión y llevará más tiempo familiarizado con el sitio. Además, si coincide con él en el patio, se sentirá más seguro en ese entorno.

Ha ido a la guardería

En los pequeños que acaban de empezar el colegio, la adaptación suele resultar más sencilla si antes han ido a la escuela infantil. La razón es que ya saben lo que significa pasar unas horas sin los padres y rodeados de otros niños, respetar horarios, esperar su turno...”Pese al inconveniente del contagio de algunas enfermedades, yo recomiendo empezar la escolarización antes de los
3 años por el plus de madurez que le aporta al pequeño”, afirma la pedagoga Mª Jesús Comellas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo