4 años: Cómo evitar que tu hijo se pierda

Algunos niños, en cuanto salen a la calle y se sienten “libres”, se esconden para jugar, se alejan de los padres sin ni siquiera mirar atrás o se ponen a hablar con desconocidos. Con ellos hay que tener mucho más cuidado.

Es muy buena señal que vuestro hijo sea abierto con la gente y que se muestre decidido a la hora de investigar el mundo, pues indica que es un niño seguro y sin miedos. El problema radica en que él aún no sabe los peligros que esto puede suponer y en un descuido vuestro puede alejarse y perderse o irse con un desconocido.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Ya es hora de enseñarle algunas normas básicas para evitar posibles situaciones que serían tremendamente duras para todos.

"No te vayas con extraños"

Las pautas principales, que él debe tener siempre presentes, son éstas:

  • Explicadle que nunca debe perderos de vista porque podría extraviarse y los tres os asustaríais mucho.
    • Repetidle que no debe aceptar ningún regalo de extraños, por bonito que le parezca. Un buen modo de conseguir que entienda vuestro mensaje es leerle cuentos como Blancanieves (por la manzana envenenada de la bruja) y Pinocho (por la trampa de los feriantes).
      • Insistid en que vosotros nunca mandaréis a un desconocido para que le recoja del colegio y que jamás debe irse con extraños, aunque le aseguren que son amigos vuestros.
        • Decidle que si un adulto le coge en brazos debe gritar: “¡socorro, éste no es mi papá!”. Es muy importante que repita la frase en voz alta delante de vosotros, porque de presentarse esta situación, si se limita a llorar, la gente puede pensar que se trata de un niño con una rabieta.

          ¿Ysi se extravía?

          Además de seguir los consejos anteriores tenéis que explicarle qué debe hacer en caso de que en alguna ocasión se despiste y se pierda.

          Es fundamental que permanezca quieto en el lugar donde os ha perdido de vista, porque volveréis sobre vuestros pasos para encontrarle. Y que si está en un recinto cerrado jamás se salga de él, porque vosotros le buscaréis dentro.

          Recordadle que si se siente muy asustado puede pedir ayuda a un dependiente del centro, a alguien con uniforme o a otros papás que vayan con niños.

          Para aseguraros de que os ha entendido bien, pedidle que os repita vuestras instrucciones o jugad a representar la hipotética situación, a modo de obra de teatro.

          Publicidad - Sigue leyendo debajo

          Niños siempre "pegados" a sus padres

          Frente a los niños muy confiados, que se van con todo el mundo, hay otros pequeños de 4 años a los que les asusta mucho separarse unos pocos metros de sus padres y relacionarse con personas que no son de su familia (vecinos, dependientes de las tiendas...). Si el vuestro es uno de ellos, podéis ayudarle a despegarse de vosotros actuando con él de las siguientes maneras:

          • En el parque, aunque no le perdáis de vista ni un solo instante, quedaos sentados en un banco mientras él va solo de un columpio a otro.
            • En zonas en las que haya poca gente, dejad que camine a vuestro lado, como a él le gusta, pero no le llevéis cogido de la mano.
              • Cuando vayáis a comprar el pan, animadle a pedírselo al panadero.

                ¡Qué práctico!

                Siempre que vayáis a un lugar muy concurrido con vuestro hijo, debéis tomar estas medidas para evitar que se pierda:

                • Vestidle con ropa de colores muy llamativos. Os permitirá verle de lejos.
                  • Compradle un globo de helio y atádselo a la muñeca. Así, en cualquier momento sabréis dónde está.
                    • Id contándole anécdotas, cuentos, chistes... No se alejará.
                      Publicidad - Sigue leyendo debajo