Los dibujos de tus hijos te hablan

Anima a tu niño a pintar y observa sus obras: te darán pistas sobre lo que siente o lo que le ocurre.

Dibujar es una actividad magnífica para el niño: estimula su creatividad, entrena su motricidad fina, favorece la coordinación de la vista, el movimiento y el pensamiento... Pero además, es una vía para expresar sentimientos. De forma inconsciente, el pequeño plasma en sus dibujos cosas que no sabría decir con palabras; por eso, prestar atención a lo que pinta puede servirnos para conocerle mejor.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Así cambian sus pinturas

La forma de dibujar evoluciona con la edad debido a la mejora de la motricidad y a la evolución del pensamiento y la capacidad intelectual.

Entre 1 y 2 años

El pequeño ya es capaz de coger una pintura y dejar su marca en una hoja. A esta edad sus movimientos son imprecisos y sin control, por eso sólo realiza rayajos.

Un día, cuando lleva un tiempo haciendo esto, de pronto descubre que una de sus pinturas le recuerda a algo o a alguien; entonces la señala y dice “gato”. Ha empezado a dar significado a sus obras.

A los 2 o 3 años

Comienza la etapa del garabato. El niño sabe lo que quiere dibujar antes de empezar, pero apenas lo consigue debido a su falta de habilidad motriz y a su escasa atención. Los dibujos son expresión de sus emociones más que reflejo de la realidad.

Con 3 o 4 años

La figura humana empieza a reconocerse ligeramente. El “monigote-renacuajo” es un círculo del que salen cuatro líneas representando brazos y piernas. A medida que evoluciona el modo de dibujar, la cabeza y el tronco van diferenciándose en dos círculos, pero hasta los 4 o 5 años la mayoría de los niños seguirán representando las extremidades como una raya sin volumen.

Hacia los 5 o 6 años

Empiezan a aparecer escenas, ya no se trata de personajes u objetos aislados. Las características principales de los dibujos son la falta de perspectiva y la transparencia: el pequeño dibuja todo lo que conoce del objeto sin atender al realismo, por eso un personaje puede aparecer vestido pero a través de su ropa se verá claramente dibujado su cuerpo. Es la etapa del realismo descriptivo, que durará hasta los 9 o 10 años.

Publicidad - Sigue leyendo debajo