Iníciale en la música desde que es muy bebé

Las canciones aportan al niño seguridad emocional, estimulan su desarrollo intelecutal y motriz... Cuando le cantes acaríciale y mírale a los ojos. Se sentirá querido y feliz.

Muchos beneficios

La intención al utilizar canciones es que los pequeños se lo pasen muy bien mientras aprenden cosas, pero además estas melodías tienen multitud de beneficios: estimulan el desarrollo intelectual y motriz, aportan al niño seguridad emocional, mejoran la dicción, fomentan su creatividad y sociabilidad...

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Sin embargo, los efectos positivos para los pequeños no son exclusivos de las canciones “con letra”. Por ejemplo, seguro que ya has oído hablar de los beneficios que aporta a los bebés que les hagamos escuchar composiciones de Mozart.

Muchas investigaciones demuestran que su ritmo acompasado, como el del corazón, activa las neuronas y hace que el cerebro esté más receptivo.

Esto no quiere decir que al oír esta música tu hijo vaya a convertirse en un genio precoz, sino que fomentará el potencial que hay dentro de él.

Las melodías de Mozart son puras, precisas y con sonidos altamente armónicos y estimulan las zonas relacionadas con el hemisferio derecho del cerebro, el que rige las emociones, los sentimientos, la imaginación y la creatividad.

Pero aparte de favorecer la “presencia” musical del genial compositor en vuestro hogar, es positivo que el pequeño escuche distintos tipos de melodías, desde composiciones de Bach al hip hop, pasando por el new age de Yanni (un músico que compone música con efectos similares a las melodías de Mozart).

Unos días estará más tranquilo y la música clásica será la más adecuada para él, pero otros días necesitará canciones más “movidas”. ¡Todo vale!

Desde muy bebé

La música está en todas partes y somos los padres los que, de la manera más natural, iniciamos en ella al bebé: con nuestra voz, con las rimas infantiles, haciendo palmitas, cantándole nanas, leyéndole un cuento...

Es una excelente forma de estimular su inteligencia, algo importante si tenemos en cuenta que durante sus tres primeros años el cerebro del niño habrá hecho muchas más conexiones neuronales de las que realizará a lo largo del resto de su vida.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La mejor manera de cantarle
A diario puedes ponerle música en CD, pero no olvides que las canciones cantadas en directo por mamá o papá, exclusivamente personalizadas para él, llaman más su atención.

El bebé se concentra más cuando sabe que una melodía va dedicada a él y cuando le estás acariciando y mirando fijamente a los ojos mientras le cantas. Además, es así como puedes comprender su estado de ánimo y el porqué de muchas de sus reacciones.

Publicidad - Sigue leyendo debajo