Pautas para enseñarle a usar el ordenador

Además de buscar la seguridad al navegar por internet, es esencial seguir unas pautas (edad, tiempo, postura...) para que el uso del ordenador no sea perjudicial para su salud.

Internet entraña ciertos peligros (contenidos inadecuados, contacto con desconocidos...), pero existen herramientas diseñadas para la seguridad on-line de los menores. Utilízalas desde el principio para evitar futuros riesgos y lograr que la web sea un entorno seguro para tus hijos.

  • Sistemas de control parental
    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Estos programas protegen a los menores de contenidos y contactos no deseados, además de establecer franjas horariasen las que pueden navegar. Instalar y configurar uno de estos programas es muy sencillo. Puedes empezar por uno gratuito y decidir posteriormente si necesitas uno de pago.

    • Filtros.
      La mayoría de los buscadores tienen opciones de filtrado con las que se puede evitar que aparezcan contenidos inadecuados para niños. SafeSearch, por ejemplo, es el filtro de familia de Google.
      • Buscadores para niños

        Son una ayuda para que el peque comience a bucear en la red. En español existe uno: www.buscadorinfantil.com

        • Webs informativas

          Hay webs que enseñan a niños y padres a usar bien internet, como www.pantallasamigas.net, con animaciones, o www.hijosdigitales.es. Y si quieres información sobre videojuegos entra en www.asesoriavideojuegos.com

          CLAVES PARA UTILIZAR BIEN EL ORDENADOR

          Además de enseñar a tu hijo a navegar por internet, es esencial que le des indicaciones y normas para que el uso del ordenador no sea perjudicial para su salud. Son éstas:

          • No antes de los 2 años

            Los oftalmólogos recomiendan que no se exponga a los niños menores de esta edad a ningún tipo de pantalla (ordenador, televisión, consola…) porque la musculatura del ojo todavía no está desarrollada totalmente.

            • Una postura correcta

              El niño debe utilizar una trona o silla en la que esté bien sentado y con la espalda recta. Si es muy pequeño, lo mejor es que te sientes tú en una silla ergonómica que te proteja la espalda y que pongas a tu hijo sobre tus rodillas.

              • La distancia adecuada

                Recuerda que entre la cara del niño y la pantalla debe haber una distancia de entre 45 y 70 cm.

                • Buena iluminación

                  El ambiente tiene que estar siempre bien iluminado, pero comprueba que ningún foco de luz (natural o artificial) se refleje en la pantalla.

                  Publicidad - Sigue leyendo debajo