Celos hacia el primo

Otra situación que genera celos en algunos pequeños es que sus padres sean amables con sus amiguitos, sus primos, los niños de los vecinos... Tanto es así, que los padres temen invitarlos a casa por si su hijo la arma.

Si sabéis de qué hablamos y so sucede a menudo con vuestros hijos os aconsejamos que hagáis los siguiente:

  • Preparad a vuestro hijo para los encuentros en los que vaya a haber más niños. Saber a qué va a enfrentarse le ayudará a sentirse más seguro.
  • Procurad estar pendientes de él tanto si van niños a vuestra casa como si vais vosotros a la suya, para poder intervenir si pega a los pequeños a los que vosotros habéis besado o atendido. En este caso, explicadle que no hace falta que sea agresivo, porque todos le quieren y desean pasar un buen rato con él. Si continúa en su empeño, separadle del resto durante unos instantes, para que compruebe que pegando no consigue nada más que enfadaros y aburrirse.
  • No dejéis de quedar con gente por miedo a las posibles reacciones de vuestro hijo. Estos encuentros le permiten comprobar que aunque seáis cariñosos con otros niños, no dejáis de quererle a él, lo que le ayudará a ir superando sus celos.
  • Leedle cuentos como "Cuando estoy celoso" (Ed. SM), "Cuando tengo celos" (Ed. San Pablo) y otros similares. Le harán mucho bien.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Poniendo en práctica estas pautas ayudaréis a vuestro hijo a adquirir más confianza en sí mismo, que es lo que necesita para dejar de sentir celos. Y lo mejor de todo: aunque durante un tiempo lo pase mal, saldrá fortalecido de la experiencia.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo