Cómo evitar que los niños tengan síndrome postvacacional

Si te da a ti más miedo la vuelta al colegio que a tus hijos, te damos unos trucos para que toda la familia empiece con buen pie el comienzo de las clases.

Con el comienzo de las clases, la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP) y la Asociación Española de Pediatría de Atención Primaria (AEPap) recuerdan a los padres los puntos más importantes que tienen que tener en cuenta para facilitar la vuelta al colegio de sus hijos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Vuelven los horarios

Al igual que les pasa a los adultos, los niños pueden sufrir también el llamado síndrome postvacacional. Estan más nerviosos y aumenta su ansiedad frente a la idea de volver a su rutina. Sin embargo, este estado de ánimo desaparece a las 2 o 3 semanas de la reanudación de las clases.

Tras unos meses de descanso y relajación lo ideal es introducir poco antes de la vuelta al colegio nuevos hábitos y horarios para ayudar a los niños a sobrellevar mejor la vuelta a la rutina escolar. Hay que procurar que se acuesten pronto para que estén descansado y vayan acostumbrándose al nuevo despertar.

Actividades extraescolares

Una buena idea para animarles en la vuelta al colegio es apuntarles a alguna actividad extraescolar. Durante las primeras semanas de clase se suelen organizar la programación de estas que los hijos van a realizar durante el año escolar. Siempre se recomienda que se piense en el hijo, y con la cabeza. Hay que hacer un uso responsable de este esfuerzo extra (idiomas, deporte, informática,…) y pensar que ellos necesitan tiempo para descansar y para jugar para no sobrecargándoles de obligaciones.

La familia es la que educa

Por último, los especialistas recuerdan que los padres no deben cargar todo el peso de la educación de sus hijos en los profesores. Y es que no son pocos los padres que creen que a sus hijos los tienen que educar en el colegio. Los padres han de saber que los profesores son colaboradores que ocupan un segundo puesto y que la familia es la que realmente educa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo