Ansiedad infantil

Investigadores de la Universidad de Wisconsin localizan las regiones cerebrales asociadas a la ansiedad infantil

Los trastornos de la ansiedad son uno de los problemas mentales más frecuentes en la población infanto-juvenil, ya que afectan entre el 6% y el 20% de este segmento de la población según datos de la Asociación Española de Psiquiatría del Niño y del Adolescente (AEPIJ).

Ahora nuevas investigaciones efectuadas con monos por la Universidad de Wisconsin aseguran que los niños que tienen una mayor actividad en las áreas del cerebro del hipocampo anterior y la amígdala tienen una mayor predisposición a desarrollar trastornos depresivos y de ansiedad, así como problemas de abuso de drogas, cuando lleguen a la adolescencia y la edad adulta.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

El informe acaba de ser publicado en la revista Nature y está basado en una investigación anterior que determinó que los monos de corta edad con trastornos de ansiedad resultaban similares a los niños con temperamento ansioso.

El trabajo permitió concluir que los que tenía un temperamento ansioso presentaban una actividad elevada en el núcleo central de la amígdala y del hipocampo anterior. Además, tras la realización de escáneres cerebrales PET a 238 monos, vieron que los que pertenecían a la misma familia mostraban un patrón de temperamento ansioso de carácter hereditario. De hecho, esta nueva investigación ha permitido señalar que la actividad en el hipocampo anterior es más posible que sea heredada que la de la amígdala.

Gracias a esta afirmación, podemos entender ahora por qué un niño que ha sufrido de ansiedad en su infancia también la sufre al llegar a la edad adulta.

Este importante hallazgo permitirá por lo tanto a partir de ahora identificar los marcadores de riesgo de una familia mediante la detección de alteraciones en genes concretos que tienen influencia en la función del hipocampo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo