Una mascota en casa

Una mascota puede ser muy beneficiosa para el equilibrio emocional del niño.

Pero siempre existe la posibilidad de que se produzca un mordisco, un arañazo, etc. Así pues, para reducir riesgos...

Por parte de los padres:

Tened al animal vacunado y comprobad regularmente su salud.

  • Controlad la buena higiene de la mascota.
    • Prohibidle entraren la habitación del niño.
      • Vigilad a los animales “mayores”, son propensosa cambios de humor.
        Publicidad - Sigue leyendo debajo
        • Si el bebé llegaa casa después, valorad si la mascota tiene celos (no les dejéis solos).

          Por parte del niño:

          • Debe aprendera ser prudentey respetuoso.
            • Un animal no es un juguete, no debe abusar de su paciencia.
              • Decidle que aunque sea parte de la familia,la mascota no es un ser humano y sus reacciones pueden no ser adecuadas.
                • Nunca debe asustara un animal dormido ni molestarle cuando come, ni coger sus juguetes ni intervenir en sus juegos con otro animal.
                  • Tampoco adoptar actitudes hostiles (coger piedras o un palo...).
                    Publicidad - Sigue leyendo debajo