Enseña al niño a conocer su cuerpo

Podéis ayudar a vuestro hijo a conocer mejor su cuerpo y a formarse una idea positiva sobre él. Así desarrollará al máximo sus capacidades y tendrá una buena autoestima.

Gracias a la adquisición de su esquema corporal, los pequeños pueden representar mentalmente su cuerpo y las partes que lo conforman. Así toman conciencia de éste, de sus posibilidades y limitaciones.

Por otro lado, la idea física que van formándose de sí mismos les sirve de marco de referencia y de orientación para relacionarse con su entorno, con los objetos y las personas que les rodean.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

A los cuatro años tiene lugar la dominancia de la mano; es decir, ya se sabe si los niños son diestros o zurdos; sin embargo, ellos no comprenden bien estas nociones hasta los seis o siete años. Es también a esta edad cuando completan su esquema corporal.

Cada vez más autónomo

Mediante la utilización de su cuerpo, el niño llega a diferenciarse de los demás y a relacionar sus movimientos con los efectos que causan. Según va descubriéndose, también va percatándose de cómo puede actuar en su ambiente y se dirige a las personas y a las cosas de forma selectiva y diferenciada.

Es a través de la expresión corporal como los pequeños nos desvelan sus estados de ánimo y sus experiencias, además de la confianza que tienen depositada en sí mismos y en sus propias posibilidades. Y es con este tipo de expresión como van ganando en autonomía personal, de modo que cada vez son más capaces de cuidarse a sí mismos: se bañan solos, se lavan los dientes, se peinan, se visten (con ayuda)...

Haz con él estas actividades

Para que tu hijo se forme un esquema corporal positivo, puedes realizar con él ciertas actividades que, además de divertirle, le ayuden a sentirse bien consigo mismo, a controlar su cuerpo, a tomar conciencia de las partes que lo componen y a utilizarlas adecuadamente. Éstas son nuestras propuestas:

  • Enséñale canciones en las que se nombren diferentes partes del cuerpo y dile que se las vaya señalando, según van apareciendo en la canción.
  • Anímale a localizar ciertas partes en tu cuerpo y hazlo tú en el suyo.
  • Compra una cartulina grande, dile que se tumbe encima y dibuja su silueta. Ayúdale a recortarla y colgadla juntos en una de las paredes de su cuarto.
  • Anímale a mirarse en el espejo y a describirse. Si no sabe, oriéntale.Enséñale a vestir y a desvestir correctamente a sus muñecos.
  • Dialoga con él sobre vuestros cuerpos, con toda naturalidad.
  • Haz un dibujo incompleto de un niño y dile que enumere o dibuje todas las partes que le faltan.
  • Juega con él a poner posturas raras.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo

    Y no lo olvides: conociendo y controlando poco a poco su cuerpo, los niños se van creando una imagen positiva de sí mismos, ganan autonomía, seguridad afectiva y emocional y desarrollan la iniciativa y la confianza en sí mismos.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo