Papás implicados, niños más felices

Los padres se involucran cada vez más en la educación de sus hijos, esto favorece el féliz crecimiento del pequeño que necesita tanto a papá como a mamá.

Cada vez son más los hombres que a diario participan en el cuidado y la educación de sus hijos, una actitud que repercute muy positivamente en los niños.

Por muchas razones:

  • Descubren otra manerade funcionar, diferente a la de su madre.
    • Con los juegos al “estilo padre”, más movidos que los de mamá, se divierten, fortalecen los músculos y descargan tensiones.
      Publicidad - Sigue leyendo debajo
      • Descubren sus recursos y aprenden a ejercitarlos; ganan autonomía.
        • Esta relación facilita la identificación sexual de los pequeños. Si tienes un niño, te imitará para ser como tú. Y si tienes una hija, querrá ser como su madre, a la que quieres tanto, para que también la quieras a ella.
          Publicidad - Sigue leyendo debajo