¿En la escuela, con una niñera o con los abuelos?

La escuela infantil es una buena opción cuando el niño no puede estar con los padres durante el día, pero no es la única. Quedarse en casa con la niñera o los abuelos son alternativas adecuadas. 

Cada una de las tres opciones tiene ventajas e inconvenientes que conviene conocer para sacar todo el partido de ellas.

ESCUELA INFANTIL

Ventajas: En un centro homologado por Ley, los padres tienen la seguridad de que su hijo estará atendido por personas cualificadas. Además, el niño está en contacto con otros pequeños, lo que favorece su socialización y adaptación a la vida escolar.

Inconvenientes: No tiene una persona dedicada en exclusiva a él, debe madrugar y salir de casa a diario y al principio lo pasará mal. Cuando esté enfermo (el primer año bastantes veces, ya que no está inmunizado), los padres deberán buscar una alternativa para que alguien le cuide en casa.

NIÑERA

Ventajas: El pequeño cuenta con una persona en exclusiva para él y permanece en su entorno habitual, con sus cosas y juguetes, lo que le da seguridad. Se mantiene más a salvo de enfermedades, al no estar en contacto con otros niños, y para los padres se reduce el estrés que provocan los horarios de recogida estrictos.

Inconvenientes: Los padres no tienen tanta garantía como en la escuela infantil respecto al trato y a la estimulación del niño. Además, el contacto con otros pequeños es mucho más limitado.

ABUELOS

Ventajas: Hay una o dos personas, a las que ya conoce, dedicadas en exclusiva a él. Y se estrechan los lazos afectivos con familiares distintos a los padres y hermanos.

Inconvenientes: El niño tiene que madrugar (salvo que los abuelos vayan a su casa) y pueden surgir diferencias entre éstos y los padres respecto a la educación, los hábitos... La estimulación no es igual que la de un profesional y el pequeño no tiene tanto contacto con otros niños de su misma edad.

Publicidad - Sigue leyendo debajo