Suele tartamudear

Esta alteración del habla consiste en una dificultad para emitir palabras, interrumpiéndolas y repitiendo varias veces la misma sílaba.

Se da como una fase normal del desarrollo entre los 2 y los 3 años y es más frecuente en niños que en niñas. La causa está seguramente en que el pequeño piensa con mayor rapidez de lo que es capaz de expresar. Sabe lo que quiere decir, pero se siente demasiado excitado para pronunciarlo.

No suele durar más de unos meses y no necesita tratamiento. En cuanto el niño adquiere más fluidez, el problema desaparece.

  • Le ayudará que le mires a la cara y esperes tranquilamente. Háblale usando frases cortas y de modo tranquilo, ya que él lo imitará. No debes corregirle ni terminar las frases por él.
  • Si el niño tiene problemas con más del 10% del habla o si la dificultad persiste después de los 5 años, se trata de un tartamudeo más grave, acompañado a veces por muecas faciales o tics. Conviene que lo consultes con un logopeda o un psicólogo infantil.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo