Se muerde las uñas

Se trata de una prolongación de la succión del dedo, más frecuente en niñas que en niños.

Este es el hábito nervioso más común de todos, suele comenzar hacia los 4 años y puede prolongarse hasta la edad adulta. Existen productos para erradicarlo, pero no eliminan la tensión. Si el hábito no desaparece al cabo de unos meses, puedes recurrir a las siguientes técnicas:

  • Practica con tu hijo la relajación de las manos: el niño debe tensar las manos formando un puño y contar hasta 10. Después debe abrirlas
    y relajarlas. Haz que repita varias veces el ejercicio.
  • Practicad juntos también la relajación de la boca y mandíbula: enséñale a apretar los labios y los dientes y sonreír con la boca cerrada, tensa. Después debe relajar la cara.
  • Aplica un sistema de premios. Cuando consiga tener largas las uñas, organiza una pequeña “fiesta” para cortárselas y felicítale con un regalito.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Publicidad - Sigue leyendo debajo