Se enreda o se estira el pelo

Tu hijo enrolla un mechón de pelo en un dedo o bien se estira del pelo para liberar la tensión.

Es en sí una actividad inocente que suele empezar a partir de los 18 meses, pero puede derivar en un hábito que afecte al cuero cabelludo.

  • Si lo hace frecuentemente, proporciónale cada vez alguna alternativa: un muñeco con pelo, una pelotita para estrujar... Si lo hace para dormirse, dale un peluche al acostarle.
  • Practica con él la relajación de manos (abrirlas y cerrarlas).
  • Si el hábito ocurre sólo en ciertas situaciones, como viendo la tele, limítalas por un tiempo. Si lo hace cuando empieza a estar cansado, establece un horario de sueño más estricto.
  • Si aún no tiene 3 años, ponle un gorrito que dificulte su manía. A partir de esta edad, cuando recurra a su hábito ponle ante un espejo para que se observe. Además, acuerda con él una señal que le harás cuando lo utilice y elogia sus esfuerzos de autocontrol. Y procura que lleve el pelo cortito.
  • Si llega a arrancarse pelos, ocasionando calvicie, el hábito es preocupante. Consúltalo con un psicólogo infantil.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo
    Publicidad - Sigue leyendo debajo