La personalidad de los niños según el orden de nacimiento

La posición que el hijo adquiere en la familia y en relación a sus hermanos es muy importante para su desarrollo psicológico.

Dependiendo de si es el primogénito, el mediano o el pequeño, su carácter será diferente y, del mismo modo, la forma de la que has de tratarle.

PRIMOGÉNITO

Así suele ser:

Obediente, ambicioso, responsable, celoso, algo inseguro, altruista. Le va lo intelectual, organizar y ser el líder.

Cómo tratarle:

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Necesita la aprobación de sus padres para confiar más en sí mismo y asegurarse de que le siguen queriendo.

MEDIANO

Así suele ser:

Independiente, rebelde, sociable, ávido de saber, buen negociador. Le gustan los grupos, los deportes y las artes.

Cómo tratarle:

Conviene prestarle más atención, porque no recibe ni los elogios del primogénito ni los mimos del pequeño.

PEQUEÑO

Así suele ser:

Espontáneo, alegre, emprendedor, tozudo, fogoso y creativo. Su curiosidad puede llevarle a ser temerario.

Cómo tratarle:

Hay que dejarle demostrar que puede valerse por sí mismo, porque suele ser el protegido de todos.

Publicidad - Sigue leyendo debajo