Los niños necesitan jugar en la calle

Numerosos estudios nos recuerdan la necesidad que tienen los niños de jugar a diario libremente en el parque o en la calle.

Los juegos al aire libre reportan numerosos beneficios para los niños.

Pero es necesario que, para evitar accidentes, estos juegos deban hacerse siempre en recintos cerrados al tráfico y bajo la supervisión de adultos, es decir, bajo una libertad controlada.

Entre los beneficios más destacables se encuentran:

Publicidad - Sigue leyendo debajo
  1. Hacen ejercicio, lo que mejora su desarrollo físico.
  2. Descargan energía y tensiones. Así, luego, en casa, están mucho más relajados y duermen mejor.
  3. Desarrollan su creatividad.
  4. Están en contacto con otros niños, lo que favorece la adquisición de habilidades y la sociabilidad.
  5. La sensación de libertad que experimentan al jugar de este modo contrarresta su malestar por tener que obedecer a los mayores.
  6. Esta forma activa de entretenerse evita que caigan en el sedentarismo y que abusen de la televisión.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo