Decirle al niño que es adoptado

Compartir con él esta realidad os permitirá fortalecer vuestros lazos afectivos y contribuirá a crear un clima de confianza y armonía en vuestra casa.

La verdad sobre su origen es muy importante y por ello hay que tener cuidado con el momento en el que se decide comunicar esa realidad al niño y, lo más importante, la manera en que se hace.

¿cuándo?

Sobre los cuatro o los cincoaños. A esta edad ya está convencido de que le queréis y tiene una cierta seguridad en sí mismo. Además, será entonces cuando empezará a haceros preguntas como “¿de dónde vienen los niños?”, muy a propósito para comenzar a hablarle de sus orígenes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

¿Cómo?

De un modo natural, conmuchocariño y como si fuera un cuento (“los padres pueden ir a casas donde viven niños y adoptar uno...”). Aprovechad para enseñarle el álbum de fotos del día que llegó a casa. Le encantará verlo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo