Accesorios útiles para dejar el pañal

¿Tu hijo ya ha cumpido los 2 años? Entonces está en edad de dejar los pañales y una ayuda no le vendrá mal. En el mercado existen muchos accesorios, unos tradicionales y otros nuevos, para ponérselo (y ponértelo) mucho más fácil. ¿Los conoces todos?

El organismo de tu hijo ya está lo bastante maduro para poder controlar los esfínteres. Pero para saber si tu pequeño también está preparado psicológicamente para ello, fíjate en si se pone nervioso cuando tiene ganas de hacer pis y te lo intenta decir de alguna manera y si te avisa para que le cambies cuando se hace caca. Si es así, ha llegado el momento de introducir en su vida ciertos accesorios que le facilitarán su nuevo aprendizaje.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

La mayoría de los niños, antes de aprender a usar el inodoro, utilizan el orinal. Los hay de mil formas diferentes. Por eso, lo más acertado es que vayas con tu hijo a elegir el orinal que más le guste, como si se tratara de un juguete. Para que se familiarice con él, déjalo en su cuarto unos días antes de enseñarle a utilizarlo. Luego, recuérdale que se siente sobre él siempre a las mismas horas y espera cinco minutos. Si pasado este tiempo sigue sin hacer nada, dile que se levante sin dar más importancia al ausnto, y si deposita algo en él, felicítale. Así lograrás que entienda lo que esperas de él.

¿Y SI RECHAZA EL ORINAL?

Hay niños que rechan el orinal desde el principio. Si a tu hijo le ocurre, cómprale un adaptador para la taza y podrá sentarse cómodamente sobre ella sin colarse. Además le hará falta una tarima para que pueda alcanzar el inodoro él solo y una vez que se siente tener los pies apoyados, lo que le dará una mayor sensación de seguridad.

Pensando en las necesidades de los niños, las firmas comerciales han creado los orinales multiuso, que además de realizar su función pueden convertirse en taburetes y adaptadores.

MUÑECOS, CUENTOS Y BRAGUITAS

Otro modo de ayudarle a dejar los pañales es regalarle un muñeco que lleve un orinal de juguete. Así el niño, al hacer con el muñeco lo mismo que su padre y tú hacéis con él, asimila mejor este comportamiento.

Por supuesto, cuentos como "Usa tu orinal" (Ed. Macmillan, 10,90 euros) también le ayudan en este aprendizaje. Y las braguitas pañal, que se bajan como la ropa interior, para que al niño le dé tiempo a llegar al orinal o a la taza en cuanto sienta la necesidad de hacer pis y no se lo haga encima.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Más adelante, una vez que controle bien los esfínteres, tendrás que enseñarle a limpiarse el culete con unas toallitas húmedas que pueden tirarse al inodoro. Así se sentirá más autónomo y evitarás que se irrite.

En las próximas semanas ten un poco de paciencia. Dejar los pañales es un hito que todos los niños consiguen, pero unos necesitan más tiempo que otros. Seguramente tu hijo lo logrará en menos de un mes.

Publicidad - Sigue leyendo debajo