De 1 a 2 años: Amplía su agenda de relaciones

Cuando un niño comienza a andar, su sociabilidad da un gran paso adelante: el hecho de estar de pie le permite buscar contacto, y lo hace.

Y aunque tú y su padre sois las personas que más le llaman la atención, también le intrigan otras, por eso cuando viene alguien de visita le da sus juguetes, como diciendo: “Me gustas. ¿Yo te gusto a ti?”. Eso sí, pronto los recupera, porque a esta edad le cuesta mucho dejarlos.

Y hay una razón para ello: ahora está en pleno descubrimiento del “yo”, como persona independiente de su mamá, pero este concepto es aún frágil y sus juguetes le ayudan a consolidarlo, ya que los ve como partes de sí mismo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Por otro lado, en esta etapa los niños disfrutan estando con otros niños, pero la mayor parte del tiempo juegan “en paralelo”, cada uno absorto en su actividad. Incluso es frecuente que si salen de su mundo lo hagan para quitarse los juguetes, empujándose.

Se debe a que en esta edad el niño es egocéntrico y, además, no sabe dónde acaba su cuerpo y empieza el del otro, con lo que si su amigo tiene un juguete en las manos, sólo ve el juguete y no al niño. Así que lo coge sin más y si el otro llora lo mira extrañado.

Aun así, ahora empiezan a aparecer ya las primeras muestras de empatía (si ve llorar a un bebé le da su chupete) y la imitación (si un amigo corre, él lo hace también).

Así puedes ayudarle

  • Intenta que esté con otros niños. Aunque se pasen la mayor parte del tiempo jugando por separado, es una forma de que empiecen a descubrirse.
  • Sé comprensiva CON ÉL. Si no quiere dejar un juguete, distrae al otro niño con cualquier cosa. Y si viene un amigo a casa, prepara la situación: pon varios juguetes a la vista (mejor repetidos) y guarda los que sean más “suyos”.
  • Enséñale la palabra “suave”. Si pega a otro niño, coge sus manos y enséñale a acariciarle mientras le repites esta palabra. A esta edad muchos niños pegan como un modo torpe de iniciar el contacto o por pura excitación.
    Publicidad - Sigue leyendo debajo