Cómo mejorar el inglés de tus hijos con juegos

Te damos siete ideas con las que todos pasaréis un buen rato mientras practicáis y mejoráis vuestros conocimientos de este idioma.

aprender ingles niños
JuanmoninoGetty Images

Las vacaciones escolares y los fines de semana no tienen por qué ser un mal momento para que tus hijos sigan aprendiendo cosas. De hecho, pueden ser perfectas para realizar actividades que les proporcionen diversión al tiempo que repasan o mejoran sus conocimientos. Este es el caso del inglés. Durante las vacaciones puedes hacer que lo practiquen de una manera divertida y que no sea una "carga" para ellos. Helen Doron, fundadora y CEO de Helen Doron Educational Group, nos ofrece algunas ideas para que toda la familia mejoréis en este idioma mientras pasáis un rato divertido juntos.

1.Jugar en inglés

Jugando a juegos de mesa y pasatiempos en inglés se consigue aprender vocabulario nuevo y también es una buena forma de animar a los niños a practicar este idioma y superar la timidez a la hora de hablar. Los juegos de palabras Scrabble y Boggle son excelentes para identificar y recordar palabras, Pictionary y Charadas son fabulosos para reforzar el vocabulario de los estudiantes menos avanzados.

Scrabble en inglés para niños
Amazon Prime

COMPRAR

Los juegos de memoria también son estupendos. Por ejemplo se puede proponer memorizar 20 objetos en inglés y ver cuantos se recuerdan. Si se está aprendiendo vocabulario sobre alimentación, se puede romper el hielo con la frase "I went to the shops and I bought...." y todos los participantes la repiten incorporando vocablos de alimentos en inglés y ejercitando así la memoria a través de la cadena de palabras.

2. Leer en inglés

Con la lectura de libros en inglés se logra que tus hijos se involucren en el idioma. Trata de convertir ese momento en una aventura, contando cuentos y leyendo libros sencillos y cómics con muchas fotos. Cuando se consiga más nivel se podrá seguir con libros más avanzados.

3. Representar obras de teatro y de marionetas juntos

Con ello se derriban barreras resultando más fácil que los niños jueguen y hablen en inglés formando parte del espectáculo. Podéis escribir un guión juntos si crees que ellos lo necesitan para desarrollar el vocabulario que se va utilizar en la obra. Si el niño fuera más tímido, entonces valerse de una marioneta sería ideal para que el niño pueda fomentar su confianza en sí mismo. Practicar y actuar para amigos y familiares, o lograr que tus hijos y sus amigos se involucren en una obra de teatro o de marionetas es una actividad muy divertida y buena excusa para que todos practiquen inglés.

4. Cantar vuestras canciones favoritas

Ya sean canciones para niños o canciones pop, la música es una excelente manera de practicar inglés. Imprime las letras de las canciones y léelas, explica el significado de las frases de la canción y luego canta con tus hijos hasta asegurarte que pronuncian bien el tema en inglés

6. Organizar una noche de cine

¡Con palomitas y todo! Elige películas sencillas en inglés y pon subtítulos si ves que tus hijos lo necesitan. Con ello se van a familiarizar con los sonidos y también con el idioma, mientras leen los subtítulos en español. Después de la película habla con tus de las partes que más os han gustado en inglés, ¡será un reto muy divertido!

7. Viajar a un país de habla inglesa o realizar un intercambio de idiomas

Un viaje corto a Reino Unido es una buena manera de que la familia tenga que hablar inglés, al principio costará esfuerzo, pero después fluirá con más naturalidad. Si se intenta, se va a notar mucho la mejoría. Si viajar fuera no fuera posible, ¿qué tal si intentas organizar un intercambio de idiomas? Si conoces a alguien que hable bien inglés os podéis reunir un grupo de padres y madres con vuestros hijos y hablar juntos durante una hora. Es una manera divertida y segura de hablar inglés sin miedos ni que nadie juzgue a nadie por no tener un nivel adecuado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo