El acoso sexual es la mayor preocupación de las familias españolas en Internet

Entre los 5 y los 11 años, el ciberbullying es la principal preocupación de los padres españoles, mientras que a partir de los 12 el grooming (el acoso sexual a menores a través de Internet) crece de forma exponencial.

acoso sexual a niños en internet
Carol YepesGetty Images

El grooming o acoso sexual a menores a través de internet, es la principal preocupación de los padres españoles sobre el uso de que hacen sus hijos de internet, seguida del ciberbullying y la pornografía. Así lo recogen los datos del estudio ‘Menores e Internet: la asignatura pendiente de los padres españoles’, realizado por la plataforma de seguridad y bienestar digital Qustodio a partir de los resultados extraídos de las más de 2000 entrevistas a madres y padres de toda la geografía nacional y a padres de EEUU con hijos de entre 5 y 17 años.

En este sentido, según cifras de la Fundación ANAR, el grooming ha aumentado un 410% en los últimos años. Un dato alarmante teniendo en cuenta que en España casi el 90% de los menores de 10 años tiene acceso a Internet y que 1 de cada 4 tiene móvil propio.

El estudio demuestra que en las familias españolas con niños entre 5 y 11 años, el ciberbullying es la máxima preocupación; pero que a partir de que cumplen los 12 años, la preocupación por el grooming crece de forma exponencial hasta ocupar el primer puesto. Por otro lado, el acceso a contenido violento ocupa el último puesto en el ranking de preocupaciones en Internet, alcanzando su mayor nivel en niños de entre 5 y 8 años.

Cómo controlan los padres el uso que hacen sus hijos de Internet

Según el estudio, el momento en que los padres se preocupan más por los riesgos de Internet es cuando sus hijos tienen entre 9 y 14 años, a pesar de ello, el 60% de los padres españoles con hijos mayores de 12 años no ve necesario supervisar el uso que estos hacen de la tecnología.

Entre las medidas de control más comunes en España destacan la limitación del tiempo de conexión y la co-presencia durante la conexión del niño, sobre todo en familias con hijos de entre 5 y 11 años. Pero como hemos comentado anteriormente, a partir de los 12 años en adelante, estas medidas por parte de los padres se van reduciendo.

Publicidad - Sigue leyendo debajo