Cómo enseñar a los niños a detectar el abuso sexual

El abuso sexual existe y hay que explicar a los niños que nadie pueda tocar ciertas partes de su cuerpo y que deben confiar en vosotros para que si se sienten incómodos con alguna situación, os lo cuenten.

evitar abuso sexual en niños
Laurent HamelsGetty Images

Uno de los principales objetivos de los padres con respecto a los hijos es educarles para que se enfrenten a la vida sin miedo y tengan la capacidad de relacionarse con los demás. Sin embargo, y lamentablemente, no todas las personas son buenas y existe el riesgo de que nuestros hijos se tengan que enfrentar a algún tipo de abuso sexual. Además, por vergüenza que siente ante esta situación o la manipulación del niño por parte del abusador, podríamos no darnos cuenta del infierno que está pasando nuestro hijo. POr eso debes enseñar a tus hijos a detectar una posible situación de acosos sexual y transmitirle la seguridad de que siempre puede confiar en vosotros para contaros todo lo que le preocupa o pase.

Consejos para enseñar a tu hijo a detectar un posible caso de abuso

1. Habla con tu hijo de una forma natural y abierta sobre su cuerpo: enséñale cuáles son las partes de su cuerpo e indícale cuáles son son más íntimas, es decir, aquellas a las que solo él puede acceder. Algunos vídeos o libros infantiles pueden ayudarte a ejecutar esta labor.

2. Enséñale que su cuerpo es suyo y que nadie puede tocarlo sin su permiso: es muy importante que el niño sepa que tiene derecho a decir “no” si alguien le está haciendo sentir incómodo. Su cuerpo es suyo y nadie, absolutamente nadie, puede tocarlo sin su expresa autorización. Es importante que el niño aprenda que no tiene por qué estar en ningún lugar o con ninguna persona que le haga sentir incómodo y por supuesto, que puede rechazar cualquier contacto que él no quiera, ya sea una caricia, un abrazo o un beso.

3. No le obligues a besar o a abrazar a alguien al que no quiera abrazar o besar: ya sean sus tíos, sus hermanos o amigos cercanos de la familia. El niño debe saber que si no quiere hacerlo, no debe hacerlo. Si le obligamos a besar a personas a las que no quiere versar no sabrá distinguir cuándo puede decir que no.

4. Enséñale a no tener secretos con sus padres: el niño ha de aprender que si un secreto le hace sentir incómodo o no se siente a gusto guardándolo puede contar con nuestra confianza para decírnoslo. Debe quedarle claro que cuenta con nuestro apoyo pase lo que pase y que vamos a respetar su silencio y sus secretos, pero que es necesario que no nos oculte nada.

5. Ayúdale a diferenciar entre las muestras de cariño normales y anormales: el niño ha de saber que si un familiar o un amigo de sus padres le hace un gesto de cariño, como un beso o un abrazo, en público, no se debe preocupar. Sin embargo, si ese tipo de muestras de cariño se producen en un ambiente privado, “a escondidas”, y seguidas de insinuaciones, no son adecuadas.

6. Ayúdale a identificar qué personas son de confianza: debemos decir a nuestro hijo quiénes son personas de confianza a las que puede recurrir si tiene algún problema y hacerle ver que no debe tratar con nadie que no pase por nuestro filtro.

7. Explícale que nunca debe irse con desconocidos: hazle ver lo importante que es vosotros nunca le pediréis a una persona desconocida que le recoja del cole, o lo lleve del parque a casa. Que nunca se vaya con nadie con la excusa de ver unos cachorritos o un juguete o que tú le estás esperando en otro lugar.

8. Secretos incómodos: explícale que si un adulto no le hace sentir bien y le pide que esa situación se quede entre ellos, como si fuera un secreto especial o que van a hacer algo que sólo unos pocos elegidos pueden hacer y le hace sentirse mal, que te lo cuente. Lo mejor es enseñarles que no deben tener secretos con sus padres.

9. Infórmale sobre la realidad del abuso sexual: es importante que, cuando tu hijo sea un poquito más mayor y más consciente de lo que pasa en el mundo, hables con él sobre los casos de abuso sexual que se han producido y han salido en las noticias. Ocultarle esta realidad puede volverle inocente y le impedirá identificar cuándo un acercamiento con una persona no es adecuado.

Publicidad - Sigue leyendo debajo