Cómo enseñar a los niños a reconocer y expresar las emociones

Descubre consejos que te serán muy útiles para enseñar a tus hijos a identificar las emociones y a saber expresar cada una de ellas.

Niño sonrisa
Getty Images

Los niños no siempre saben identificar sus emociones y mucho menos controlarlas. Por ello, los padres debemos enseñarles qué son las emociones y en qué consiste cada una de ellas para posteriormente mostrarles cómo pueden gestionarlas y expresarlas. Para esta labor es necesario que tengamos paciencia y creatividad y que utilicemos todos los recursos a nuestro alcance, como cuentos infantiles o películas. Recordemos que la mejor forma de aprender es divertirse.

Tristeza, alegría, frustración, ira… las emociones pueden ser positivas o negativas y provocan reacciones que, a medida que pasa el tiempo, aprendemos a controlar. Ante la frustración, es probable que un niño estalle y rompa a llorar, una reacción que no es propia de un adulto, que es capaz de respirar y buscar soluciones. Para llegar de un extremo a otro hace falta tiempo, experiencia y madurez, pero también educación. Los padres podemos ayudar a que los pequeños aprendan a gestionar las emociones negativas de una forma efectiva para que no desencadenen en rabietas y poco a poco vayan desarrollando sus propios mecanismos para hacerlas frente.

Aprender a controlar las emociones no significa reprimirlas. Hemos de tener cuidado con el lenguaje que utilizamos a la hora de enseñar a nuestros hijos cómo deben actuar ante una emoción para que estos no interpreten que lo que está mal es expresarlas. Para ello, estos consejos pueden serte de gran ayuda:

Ayuda a tu hijo a identificar sus emociones

Si algo ha provocado el llanto de nuestro hijo, hemos de ser empáticos y hacerle ver que entendemos que se sienta así y, una vez que se haya relajado, invitarle a verbalizar qué es lo que le había hecho sentir mal y qué tipo de emoción experimentaba. También podemos servirnos de cuentos para explicarle las emociones al pequeño, como por ejemplo 'Emocionario. Di lo que sientes', un diccionario sobre emociones, o 'El Monstruo de Colores', cuento en que cada emoción se identifica con un color.

Si no saben expresar con claridad qué sentimiento les ha provocado un cierto hecho, también podemos intentar ayudarles a identificar qué han sentido y qué pueden hacer la próxima vez que experimenten la misma sensación: respirar profundo, contar hasta 10… También podemos hablarles de situaciones personales en las que nos hayamos sentido igual que ellos y cómo las resolvimos, para que así puedan sentirse identificados y arropados, tomen ejemplo y vayan desarrollando la empatía.

Enfrentarse a las emociones negativas mediante el juego

Existen varios juegos que podemos utilizar con nuestros hijos para enseñarles las emociones. Por ejemplo, usar colores para identificarlas. Ira, el rojo, tristeza, el azul, alegría, el amarillo… O por ejemplo, 'la caja de la rabia', para gestionar la ira y las emociones negativas…

Hablar de las emociones apoyándote en películas o libros

Un gran apoyo a la hora de enseñar las emociones a los niños es la película 'Inside Out' o 'Del revés', a través de ella los niños podrán ver de forma muy clara qué son las emociones, entenderán que es normal sentirlas todas y, con nuestra ayuda, aprenderán cómo gestionarlas y sacarle el máximo partido. Libros como los que hemos mencionado anteriormente también pueden resultar grandes aliados.

Ayuda a tu hijo a buscar soluciones

También es importante que cuando el pequeño se sienta mal le enseñemos caminos que le ayuden a sentirse mejor, diferentes soluciones que le pueden servir para enfrentarse a una situación que aparentemente es conflictiva pero con los recursos necesarios puede superar con facilidad. Es importante que en un principio le brindemos distintas alternativas que puede usar para solucionar distintas situaciones para que poco a poco vaya aprendiendo a idear sus propios recursos para afrontar los problemas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo