El invento que hará que tu hijo coja bien el lápiz

Coger bien el lapicero le ayudará a cansarse menos y reducirá el riesgo de que le aparezcan ampollas en los dedos.

Niño dibujando sobre papel
Getty Images

Que los niños cojan adecuadamente el lápiz no es un simple capricho de los padres o de los maestros, sino que permite al pequeño tener un mayor control sobre los trazos que realiza, evita la aparición de ampollas o callos en los dedos, aporta una posición más relajada que hace que los pequeños se cansen menos al escribir y ayuda a controlar la presión que se ejerce sobre el papel. Además de los consejos que comentaremos a continuación para enseñar a tu hijo a coger bien el lápiz, también existen algunos objetos que te pueden ayudar a realizar esta labor, como esta herramienta de corrección de postura para escribir que puedes encontrar en papelerías o en Amazon.

Corrector de postura para escribir
Amazon Prime

COMPRAR

Es importante que los niños aprendan a coger bien el lápiz desde pequeños porque si no arrastrarán esta mala costumbre durante el resto de su vida. Este invento es muy útil para conseguirlo, pues consiste en un suave agarre para lápices que ayuda a aliviar la presión y permite escribir de una manera correcta. El diseño hueco de esta herramienta hace que sea cómoda y transpirable.

Tips para enseñar a los niños a coger el lápiz

Coger bien el lápiz es una destreza de la motricidad fina, que es aquella que requiere de la correcta coordinación mano-ojo y de los músculos cortos. En este aspecto, hay que controlar con qué fuerza coge el niño el lapicero, pues algunos utilizan demasiada y eso les dificulta llevar a cabo esta tarea correctamente. Existen algunos trucos que pueden ayudar a tu hijo a aprender a coger el lápiz, pero primero expliquemos cuál es la posición adecuada:

El lápiz ha de sostenerse con los dedos índice y pulgar a modo de pinza y ha de apoyarse sobre el dedo corazón. Es decir, el lápiz se coloca entre los dedos pulgar e índice y encima del dedo corazón.

Hay que garantizar que haya suficiente distancia entre sus dedos y la punta del lápiz para que los dedos anular y meñique tengan suficiente espacio y el niño pueda dibujar o escribir con comodidad. Su postura es muy importante. Recordemos que la posición correcta a la hora de escribir y estudiar es sentados con la espalda recta y los pies apoyados en el suelo. Con una mano (con la que no escribe), se sujeta el papel y con la otra se realizan los trazos.

En cuanto a los trucos para enseñar a los niños a coger bien el lápiz, además de usar correctores de postura para escribir, son:

  • Empezar haciendo garabatos: antes de que se pongan a escribir o a dibujar en serio, es recomendable que practiquen haciendo líneas sueltas (verticales, horizontales, oblicuas) para que aprendan a controlar el trazo.
  • Abrir y cerrar envases de tapa rosca: le servirá para estimular su motricidad.
  • Pintar con el dedo índice utilizando pintura de dedos.
  • Presionar goteros para pasar líquidos gota a gota.
  • Comer solos y vestirse solos o con poca ayuda.
  • Abotonarse y desabotonarse la chaqueta.

    Estos trucos le ayudarán a poner en práctica su motricidad fina, lo que a su vez le ayudará a coger bien el lapicero. Además, los padres hemos de estar pendientes cada vez que nuestro hijo escriba o dibuje para corregirle si su postura no es la correcta, pero recuerda que siempre has de hacerlo de forma positiva y con cariño, sin regañarle, y elogiándole cuando lo hace bien.

    Publicidad - Sigue leyendo debajo