Posibles propósitos de Año Nuevo para niños según su edad

Proponerse objetivos en familia es una muy buena forma de empezar un año lleno de sueños y metas por cumplir.

Niño escribiendo carta en Navidad
Getty Images

El año nuevo es la oportunidad perfecta para hacer borrón y cuenta nueva, para cambiar esas pequeñas cosas que no nos gustan tanto de nosotros o para asumir hábitos de vida más saludables. Una buena forma de empezar es concretar los objetivos que queramos lograr en 2019 en una lista e idear un plan para conseguirlos, ya que como dijo el escritor Antoine de Saint-Exupéry, “un objetivo sin un plan es solamente un deseo”. Además, podemos aprovechar este momento para animar a los más pequeños de la casa a que también se propongan metas, haciendo que ellos mismos pongan a prueba su esfuerzo y constancia, o fijar objetivos en familia.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Es muy importante que padres e hijos nos comprometamos a terminar todo lo que empecemos, lo que hará que los niños pongan en práctica su perseverancia y les preparará para el futuro cuando tengan que alcanzar objetivos más complejos. Además, ver como poco a poco van cumpliendo sus metas también potenciará su autoestima.

Por otro lado, hemos de tener en cuenta que dependiendo de su edad nuestros hijos podrán proponerse unos objetivos u otros. Aunque es bueno que estos propósitos les pongan a prueba, es imprescindible que se fijen mentas alcanzables, como por ejemplo comenzar a asumir sus propios hábitos diarios.

Propósitos de Año Nuevo para niños

Para niños menores de tres años:

  • Lavarse las manos antes y después de comer
  • Dejar de usar el chupete
  • Compartir sus juguetes
  • Prescindir del pañal

    De cuatro a siete años:

    • Lavarse los dientes durante al menos dos minutos después de cada comida
    • Elegir su propia ropa con nuestra ayuda y vestirse solo
    • Ponerse la mochila sin ayuda
    • Aprender a atarse los cordones de los zapatos
    • Portarse bien
    • Mantener su habitación organizada y recoger los juguetes al terminar de jugar
    • Comer sin la ayuda de un adulto

      De siete a diez años:

      • Ayudar en tareas del hogar como por ejemplo poner y quitar la mesa
      • Comer más verduras
      • Peinarse solo
      • Leer más y ver menos televisión
      • Preparar la mochila el día anterior
      • Apuntarse a algún deporte
      • Ayudar a hacer la cama
      • Portarse bien en el colegio y llevar los deberes al día

        A la hora de proponernos objetivos es recomendable mirar en qué aspectos flaqueamos y cómo los podemos mejorar. De esta manera los niños también aprenderán a ser críticos con ellos mismos y a buscar soluciones para lograr la mejor versión de sí mismos.

        Publicidad - Sigue leyendo debajo
        Publicidad - Sigue leyendo debajo