El 34% de los padres y madres de España no dedica suficiente tiempo a sus hijos

El trabajo hace que estén muy inmersos en sus obligaciones y que en ocasiones se olviden de sí mismos y de sus hijos.

Padre e hijo jugando juntos
Getty Images

El 34% de los padres y madres de España no dedica suficiente tiempo a sus hijos, según el I estudio de salud y bienestar en la infancia elaborado por DKV y el Hospital Sant Joan de Déu, que además demuestra que son los padres (41%) quienes se dan más cuenta de esta realidad en comparación con las madres (27%). Y es que los adultos están tan inmersos en su trabajo que a veces se olvidan de sí mismos y de sus hijos, llegando a desconocer cuáles son sus preocupaciones, sus problemas, sus deseos…

El estudio de DKV también pone sobre la mesa datos importantes relacionados con la conciliación familiar, como por ejemplo que solo el 40% de los padres y madres españoles realiza actividades de ocio con sus hijos entre semana, aunque este porcentaje asciende al 69% si hablamos de los fines de semana. Además, entre semana, solo el 16% de los padres realiza este tipo de actividades más de tres días. Eso sí, en cuanto a la calidad del tiempo que los padres dedican a sus hijos, el 82% tiene un buen grado de satisfacción, aunque solo el 24% la definirían como “muy buena” y el 19% la definen como regular (16%) o mala/muy mala (3%).

El informe también demuestra, como hemos comentado antes, que son los padres quienes perciben en mayor medida que no pasan suficiente tiempo con sus hijos. La razón es que son las madres las que entre semana hacen más actividades con sus hijos. Además, las mujeres encuestadas valoran de forma más positiva la calidad del tiempo que dedican a sus hijos/as (85% muy buena o buena, 15% regular o mala); mientras que el 79% de hombres considera que es muy buena o buena y el 21% que es regular o mala.

Ahora nos encontramos en el mejor momento para paliar esta situación, puesto que las navidades suponen, para muchos, más tiempo libre que se puede aprovechar para fortalecer el vínculo con sus hijos y vivir momentos inolvidables que son claves para una buena salud emocional de los peques de la casa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo