Cómo elegir los juguetes de tus hijos para que no sean sexistas

En estas fechas navideñas, desde Ayuntamientos y Comunidades se impulsan campañas para promover entre los niños y las niñas juguetes no sexistas que favorezcan la igualdad de género.

Niños jugando a los indios
Getty Images

El juego es clave para los niños. Es una forma de divertirse pero también de crecer en valores. Por ello, romper con los estereotipos de género que asocian de forma tradicional determinados juguetes a niños o a niñas es el objetivo de las diversas campañas por la igualdad. En el caso de Madrid, por ejemplo, el Área de Políticas de Género y Diversidad ha presentado la iniciativa 'Libertad para jugar', a favor de los juguetes no sexistas. Se trata de un paso más hacia la igualdad desde la infancia, transmitiendo la idea de la libertad de elección. La Generalitat Valenciana ha lanzado la campaña 'El juguete no tiene género', con el fin de construir una sociedad más igualitaria, inclusiva y diversa. También en Cantabria se ha presentado “Juguemos a todos los colores”, una guía para ayudarnos a elegir juguetes que no fomenten los roles sexistas.

Publicidad - Sigue leyendo debajo

Juegos para un desarrollo integral

Getty Images

En “Juguemos a todos los colores” encontramos recomendaciones de juguetes:
De 3 a 4 años:
bicis con ruedines, coches de pedales, camiones, trenes, muñecos y muñecas, disfraces, plastilina.
De 4 a 5 años:
juegos de deportes adaptados, pinturas de maquillaje, juguetes de oficios, caja de herramientas, construcciones, rompecabezas, teatro de títeres.
De 6 a 9 años:
bici, patines, aviones, canicas, construcciones, títeres, marionetas, juegos de mesa.

5 claves de la campaña 'Libertad para jugar'

Getty Images

En libertadparajugar.madrid.es se lee, en la voz de niños y niñas, el espíritu de esta iniciativa:
1. Nuestra imaginación no tiene límites.
2. No somos rosas o azules, nos gustan todos los colores.
3. Todos los juguetes valen para jugar.
4. A la hora de jugar no hay reglas.
5. Jugaremos con todo hoy para ser todo lo que queramos mañana.

Publicidad - Sigue leyendo debajo