Cómo beneficia a los padres jugar con sus hijos

Jugar con nuestros pequeños no solo es bueno para ellos, sino que nos aporta muchos beneficios que podemos extrapolar a nuestra vida diaria.

Padre e hijo jugando
Getty Images

Jugar con nuestros pequeños es una actividad única, divertida, mágica, que fortalece nuestro vínculo con ellos y hace que depositen una mayor confianza en nosotros. Por ello, la marca de juguetes Famosa ha desarrollado junto a la psicóloga Alicia Banderas un nuevo Decálogo #JuegaConEllos, donde establecen 10 razones por las que los padres deben jugar con sus hijos. El objetivo de este Decálogo es fomentar el juego entre padres e hijos para que ambos disfruten de los beneficios que les aporta.

10 razones por las que debes jugar con tus hijos

1. Crearás recuerdos únicos e imborrables: A veces los pequeños momentos son los más importantes. Al jugar con nuestros hijos, crearemos situaciones mágicas que quedarán grabadas en nuestra mente y en la suya, cuando nuestros hijos crezcan, siempre las recordaremos con alegría y un poco de nostalgia.

2. Conocerás mejor a tu hijo: La relación con nuestros hijos cuando son muy pequeños prácticamente se basa en los momentos de juego. Con el tiempo verás sus logros, sus progresos y su evolución. Además, es indudable que mejorará nuestra relación con ellos y facilitará que depositen una mayor confianza en nosotros.

3. Descubrirás un tú que habías olvidado: Mientras estés jugando olvidarás tus problemas de adulto y sentirás como emerge el niño que llevabas dentro y que habías olvidado. Te comportarás libremente y de forma espontánea, te reirás, te divertirás y podrás ser todo lo creativo e imaginativo que tú quieras, ayudando a que tu hijo también lo sea contigo.

4. Aprenderás a ser más flexible y a romper con estereotipos que limitan tu visión del mundo: En el juego lo imposible es posible, lo que te ayudará a abrir mucho más tu mente, a ser más empático y a tener una mayor flexibilidad y creatividad a la hora de enfrentar situaciones diarias.

5. Mejorará la armonía familiar: El tiempo de juego servirá para contrarrestar las situaciones conflictivas que a veces suceden en un hogar y permitirá establecer mejores relaciones entre vosotros.

6. Un arma contra el estrés: Jugar con tus hijos es el momento perfecto para desconectar de todo lo que te vincule con tus compromisos y obligaciones. Disfruta el momento y olvídate del mundo un rato, que también es necesario.

7. Mejorarás tu control emocional: Jugar con los niños te ayudará a entrenar tu paciencia en un ambiente lúdico y positivo, donde no hay prisas.

8. Te contagiarán su energía y vitalidad: Cuando estamos con un alma tan inocente y alegre como la de un niño, es imposible que esa positividad y vitalidad no se te contagie. Disfruta del momento y vívelo al máximo.

9. Te ayudará a abrir tu mente: A veces nuestra mente se monopoliza y únicamente piensa en obligaciones. A través del juego explorarás rincones de tu cerebro que estaban ocultos y pondrás en práctica tu creatividad e imaginación, lo que te ayudará a enfrentar los problemas diarios desde otras perspectivas que antes no concebías.

10. Mostrará tu mejor yo: Vivimos en una sociedad que hace que vayamos con prisa y a veces por inercia. El rato que disfrutes con tus hijos del juego te ayudará a sacar lo mejor de ti, a relajarte, a olvidarte del estrés y a vivir un momento de felicidad plena sin que nada os interrumpa.

Publicidad - Sigue leyendo debajo